Cómo maximizar el perfume de los aromatizantes corporales

¿Sientes que los aromatizantes que usas pierden su efecto enseguida? Te enseñamos algunos trucos para maximizar su perfume y dure por mucho más tiempo.

Cómo maximizar el perfume de los aromatizantes corporales

Uso óptimo de los perfumes corporales

Nuestro cuerpo, en verano, tiende a emitir malos olores debido a la transpiración. Por ello, además de una higiene cuidada y regular, y de la aplicación de productos desodorantes comerciales o caseros, debemos mantener nuestra piel bien perfumada, siempre siendo respetuosos del entorno y de nuestra salud. Para ello, nada mejor que usar los aromatizantes corporales caseros, de maneras adecuadas y creativas.

Las flores y hojas de eucalipto, de menta, el romero, los brotes de pino y los de abeto, son ideales para crear compuestos aromatizantes caseros, para tu piel o para tu ropa. Puedes elaborarlos con gran sencillez, simplemente dejándolos dentro de agua mineral o destilada, y conservar en reposo por entre 24 y 48 horas. Luego se cuela y se conserva el agua en un frasco de cierre hermético.

El tipo de piel que tengamos tiene mucha relevancia a la hora de elegir o de elaborar el aromatizante corporal adecuado. Las pieles grasas, por su parte, permiten una duración más prolongada de perfumes y aromatizantes corporales que las pieles secas, pero deben ser tratadas con cuidado para no crear una apariencia demasiado grasa y pesada. Si tienes piel seca, puedes humectarla con una crema hidratante antes de colocar el perfume o el aromatizante, o incluso diluir la esencia en la crema para un mejor efecto.

Un buen truco para maximizar el perfume de los aromatizantes corporales, es perfumar con la misma esencia o aromatizante la ropa que vistas. Puedes hacerlo rociándola con el producto, guardándola en el ropero junto a frascos semi vacíos del perfume, o bien colocando unas gotas de esencia en el vapor de la plancha, para que tu ropa tenga tu mismo aroma.

"El tipo de piel que tengamos tiene mucha relevancia a la hora de elegir o de elaborar el aromatizante corporal adecuado."

¿Dónde aplicar los perfumes en el cuerpo?

Para que el aroma se luzca mejor, debes aplicar el producto en las zonas de gran irrigación sanguínea, y cerca o sobre las vías sanguíneas más importantes. Esto se debe a que la piel en estas zonas tiene mayor temperatura, por lo que permite que las esencias y aromas se propaguen con más intensidad.
Estas zonas son: detrás de las orejas, debajo de los lóbulos, en las muñecas, detrás de las rodillas, la nuca, y otras.

Seguir