Recetas de Máscaras Caseras para la Piel

Termina la jornada con una genial máscara casera para el cutis, que te dejará el rostro con salud, belleza y frescura. ¡Prepara estas recetas usando lo que ya tienes en casa!

Mujer sonriente con piel delicada tras usar una mascara casera

© Depositphotos.com/Subbotina

¿Quieres tener una piel sensacional?. Elige tu máscara favorita y prepárala usando lo que tienes en casa ahora mismo.

Mascarillas Naturales para la Piel

¿Quieres hacer una máscara para la piel y no sabes qué usar? ¡No hay problema!. En este artículo aprenderás 6 recetas fáciles, naturales, y que la dejarán sintiéndose de maravillas. ¡Abre el refrigerador y las alacenas, y ponte en marcha para hacer estas geniales mascarillas!

Para usarlas necesitas tener el cutis limpio y seco. Puedes aplicarlas antes o después del baño. En el primer caso, lava tu rostro con agua tibia o cálida y jabón neutro, para eliminar suciedad, maquillaje, grasas naturales y más. Luego de enjuagar, seca sin frotar usando una toalla muy suave o papel tissue, y permite que la piel “se asiente” mientras preparas la receta elegida.

6 recetas de máscaras para la piel

Según tu tipo de piel, tu necesidad en el momento, y también en base a lo que tengas en casa ahora mismo, elige una de las siguientes mascarillas naturales y prepáralas en segundos:

1. Máscara para piel con manchas: Lava una patata pequeña (blanca) y rállala, lícuala o procésala. Mézclala con el jugo de medio limón hasta integrar bien. Aplica en el rostro con suaves movimientos circulares, y deja actuar por 20 minutos. Enjuaga con agua tibia.

Rostro de mujer con trozos de naranjas, ingrediente para hacer mascarillas naturales para la piel

Asegúrate de que los ingredientes que uses en tu mascarilla sean frescos, y que estén limpios.

© Depositphotos.com/poznyakov

2. Máscara refrescante para pieles irritadas: Lava y pela medio pepino, y procésalo para hacer una pulpa. Aparte, bate una clara de huevo hasta que esté blanca y espumosa. Integra ambos, y aplica sobre el rostro. Deja actuar 15 a 20 minutos, y enjuaga con agua tibia.

3. Máscara para piel reseca y con manchas de acné: Bate una clara de huevo hasta que esté blanca y espumosa. Agrega una cucharadita de miel, e integra bien. Añade una cucharadita de leche, mezcla, y por último una cucharadita de jugo fresco de limón. Si necesitas darle consistencia, ponle avena procesada finamente. Aplica la máscara sobre el cutis limpio y seco, y deja actuar 15 minutos antes de enjuagar con agua tibia.

4. Máscara exfoliante para pieles grasas y/o con acné: En la licuadora coloca una cucharada de avena y una cucharada de aceite de oliva. Integra a velocidad alta. Aparte, lava y ralla una manzana verde y mézclala con una cucharadita de miel. En un tercer contenedor, mezcla 2 cucharadas de yogur natural (puedes usar kéfir) y el jugo de un limón. Pon primero una capa de la preparación de aceite de oliva y avena, usando un pincel. Por encima, aplica la preparación de manzana y miel, deja que seque por unos 5-7 minutos, y por último, colócate la capa de yogur y limón. Deja otros 7-10 minutos, y enjuaga con agua templada.

5. Máscara para piel irritada o quemada por el sol: Pela y pisa en puré medio aguacate, y toma una cucharada de la pasta (usa el resto en tu cabello, si quieres). Mézclala con ¼ de cucharadita de cúrcuma en polvo y una cucharadita de yogur natural. Aplica la máscara con movimientos circulares, y deja actuar 5 minutos antes de enjuagar con agua tibia.

6. Máscara para pieles maduras y secas: En la licuadora o en la procesadora, pulveriza una taza de avena. Toma 3 cucharadas del polvo de avena y mézclalo con 1/3 de taza de cacao amargo en polvo, ¼ taza de miel, y 2 cucharadas de crema de leche, yogur natural, nata para batir, o crema ácida (crema agria), o sino usa un poco de leche, para formar una pasta. Aplica sobre el cutis y masajea suavemente. Deja actuar por 20 minutos, y enjuaga con agua templada.

Recuerda verificar que no tengas alergias o sensibilidades a ninguno de los ingredientes de estas mascarillas para la piel naturales. Consulta con tu doctor si tienes dudas, para que realice un test de alergias y, si luego o durante el uso sientes dolor, ardor o molestias, simplemente enjuaga con abundante agua, y deja secar al aire sin aplicar otros productos.