Cómo maquillarse en invierno con un estilo clásico

No solo el clima cambia durante el invierno, sino también el maquillaje de las mujeres acostumbradas a estar a la moda. A continuación, aprenderemos a crear un look clásico, ideal para eventos diurnos y para el día a día.

Cómo maquillarse en invierno con un estilo clásico

Cómo maquillarse en invierno

El maquillaje cambia con las estaciones del año. Looks más dramáticos, más frescos y/o más cálidos se van haciendo presentes en los rostros de las mujeres en cada época del año, y la llegada del invierno no hace la excepción.

"Para hacer un buen maquillaje de estilo clásico en invierno, como en toda rutina, comenzamos por la limpieza de la piel."

Bases, sombras, rubores y labiales para el invierno

Limpieza. Para hacer un buen maquillaje de estilo clásico en invierno, como en toda rutina, comenzamos por la limpieza de la piel. Aplicamos agua tibia y una crema o loción de limpieza, seguida por una loción tonificante que matice los colores de la piel, y luego aplicamos un producto humectante, determinado para cada área, sin olvidar de una buena crema nutritiva para el contorno de ojos, creando así una apariencia saludable y natural.

Base del maquillaje. A continuación, aplicaremos la base del maquillaje. Debemos aplicar base sólo en los puntos necesarios, y luego difuminarla para integrar el matiz de todo el rostro, contornos y cuello. No olvidemos colocar corrector para disimular manchas, aunque siempre respetando el tono natural y sin crear una base demasiado marcada. Para ello, usaremos polvos mate y una brocha suave, comenzando desde la zona T (frente, entrecejo y nariz) y hacia la zona exterior.

Maquillar los ojos. Llega el turno de los ojos. Para un look clásico diurno, utilizaremos la paleta de los ocres y los tonos pastel. Debemos usar dos sombras del mismo tono, una más clara para aplicar en la parte interna y superior del párpado, y una más oscura para la zona externa e inferior del párpado. Recuerda aplicar delineador de color marrón, muy fino y bien difuminado, por sobre la línea de las pestañas, para profundizar la mirada.

Finalizamos los ojos con una máscara de color marrón, para dar un buen marco que sea natural.

Rubor y labial. Para el look clásico diurno, el rubor y el labial deben ser sencillos, suaves y cálidos. Dependiendo del tono de la piel, podemos usar colores pastel (como un rosa suave) o tonos terrosos (como beige y camel).

"Para el look clásico diurno, el rubor y el labial deben ser sencillos, suaves y cálidos."

En los labios, podemos simplemente usar un brillo luminoso y atractivo, bien natural.

El secreto. El secreto está en crear un maquillaje que refleje una apariencia natural, cálida y sin paletas o tonos demasiado oscuros o vibrantes, reservando estos estilos para un look nocturno bien dramático.

Seguir