Maquillaje para ojos ahumados

El maquillaje de ojos te permite resaltar la mirada y crear efectos de lo más diversos. Con la técnica de ojos ahumados lograrás un halo de misticismo sobre tu rostro.

71% de votos positivos

Preparando el rostro para ojos ahumados. Técnica para ojos ahumados, paso a paso.

© Depositphotos.com/lenanet

Efecto de maquillaje para ojos ahumados.

Efecto de maquillaje para ojos ahumados

La técnica de maquillaje para lograr ojos ahumados es una manera ideal de causar una sensación impactante, y de lograr un aspecto dramático para la noche. Aquí te enseñamos cómo lograr este look en pocos pasos, usando los productos apropiados para que el efecto dure toda la velada y tus ojos tengan un marco espléndido.

Como su nombre lo indica, esta técnica se basa en la idea de crear un halo de misticismo en torno a la mirada, en un maquillaje que se difumina hasta desaparecer, pero que da un marco oscuro especial a los ojos. De esta manera, se logra remarcar la zona y resaltar la belleza propia de los ojos.

Preparando el rostro para ojos ahumados

Comienza por aplicar gotas desinflamantes y descongestionantes en tus ojos, justo antes de limpiar tu piel, para que se vean saludables y bien blancos. Luego de limpiar la piel con un exfoliante suave y con un tónico de limpieza, aplica una crema humectante para el contorno de ojos. Si no tienes, utiliza una crema liviana para el rostro, o una casera que deje la piel tersa, suave, y bien humectada.

A continuación, aplica la base de maquillaje con el ocultamanchas, para disimular marcas y ojeras. Prosigue aplicando polvo suelto por debajo de los ojos, para fijar la base y crear una superficie pareja. Aplica suavemente, para que quede apenas reposado sobre la piel.

Técnica para ojos ahumados, paso a paso

  • Con delineador negro en lápiz, cera o gel (según lo que prefieras), marca sobre la parte superior del párpado inferior, y luego por el contorno interior del párpado superior. Aplica también una delgada línea de delineador o eyeliner por sobre la línea de las pestañas. Lo ideal es usar delineador negro, aunque puedes elegir otros colores, según el tono de la sombra o ahumado que quieras realizar.
  • Al aplicar el delineador comienza desde el lagrimal y hacia el contorno externo, engrosando la línea y alargándola hacia la esquina exterior de cada ojo, para prolongar su forma. Si la línea ha quedado demasiado pronunciada, puedes esfumarla apenas con un cisne o una esponja de maquillajes.
  • Luego, aplica la sombra de ojos. Modifica los colores según tu atuendo o tus gustos, a partir de esta fórmula: siguiendo la base de ahumado negro, aplica sombra de color gris sobre el párpado superior, comenzando por la zona del lagrimal y hacia fuera, prolongándola un centímetro aproximadamente, hacia fuera del ojo. Después, aplica sombra de color negro, integrándolas, como si los colores se fundieran y fueran oscureciéndose conforme te acercas a la esquina exterior del ojo.
    Aplica también un poco de sombra gris y negra, debajo del párpado inferior, de modo que se forme una esquina hacia fuera del ojo, como la punta de una flecha. Integra con una brocha suave, en pequeños golpecitos, y recuerda no dejar cortes pronunciados, sino esfumándolas hacia la zona de la sien.
  • Para fusionar los colores y esfumar la sombra, creando el ahumado, ve haciendo suaves movimientos circulares hacia arriba y afuera con una brocha suave. Con otra brocha limpia, retira el polvo volátil que se hubiera depositado sobre la zona de las ojeras y la sien, para dejar la piel bien limpia.
  • Aplica una sombra de color piel, marfil o crema con un pincel pequeño por debajo de las cejas, para iluminar la mirada y profundizar el efecto ahumado oscuro de los párpados. Resalta bien la esquina superior interna de cada ojo, para un look aún más llamativo.
  • Aplica la máscara de pestañas, primero con un prolongador blanco o incoloro, y luego con dos capas de máscara negra prolongadora y un pincel aplicador firme. Deja secar entre una y otra aplicación por no menos de un minuto, para que tus pestañas se engrosen adecuadamente y no se formen cúmulos del producto.
  • Recuerda peinar las pestañas luego de cada aplicación, y también aplicar una capa (al menos) de máscara por sobre las pestañas inferiores, con cuidado.
  • Finalmente, vuelve a retirar el polvo suelto con una brocha limpia, complementa el resto de tu maquillaje con rubor suave de color durazno o rosa, y con una sonrisa delineada con un labial brillante, de un color complementario a los de tu rostro.

Escrito por: Eugenia