Cómo mantener los Labios Hidratados

Con la exposición del sol, del viento o el clima frío, los labios pierden su sensualidad e hidratación. Por ser una piel sensible debemos extremar su cuidado.

Cómo mantener los Labios Hidratados

Tips para mantener los labios hidratados. Cómo evitar que los labios se resequen por el sol, el viento o climas extremos.

Tips para mantener los labios hidratados

El cuidado de la piel es algo que debemos aprender a hacer con regularidad, en especial cuando la exponemos a los diferentes cambios climáticos del planeta. Y si hablamos de los labios, el cuidado debería hacerse más extremo, ya que son una de las partes del cuerpo que más sufren cuando hace mucho frío, cuando hay mucho viento o cuando el clima está seco.

Tanto por salud como por estética, es aconsejable mantener los labios hidratados y no permitir que se resquebrajen.

Consejos para evitar que los labios se resequen

  • Cuando los labios se agrietan presentan un mal aspecto, es muy importante colocar manteca de cacao para tenerlos humectados y evitar que se muestren cortados. Pero además, existe otro truco que puede ser de mucha ayuda. Antes de irnos a dormir, podemos ponernos una capa de miel sobre los labios. Al cabo de unos días notaremos como su piel se vuelve más suave, hidratada y tersa.
  • Si aplicamos varias veces al día cacao, brillo tratante o vaselina en crema, los labios lucirán sedosos y con vida.
  • Al momento de ir a la playa o exponer nuestro cuerpo al sol, debemos proteger nuestros labios de los rayos ultravioletas, ya que los cuartea dejándolos secos y oscurecidos. Lo mejor es usar protectores labiales o también lápices con protección FPS (Factor de Protección Solar). Un factor 8 o mayor serán útiles para cuidar nuestros labios del sol.
  • Si ya es tarde y nuestros labios se encuentran resecos, debemos evitar ese mal hábito de estirarlos o mojarlos continuamente con la lengua, ya que lo único que conseguiremos es agrietarlos.
  • Los labios sanos deben ser suaves y blandos, y para conseguirlo nada mejor que la combinación de la Vitamina C con la Vitamina E. Los protectores labiales también ayudan a mantenerlos sedosos y sensuales, al igual que los productos naturales, ya que suelen ser un remedio seguro. Entre ellos podemos tomar en cuenta la miel de abeja o el aceite de almendras, para cuando los labios están agrietados; la crema de aceite de coco, cuando los labios estén resecos, y el aceite de ricino que funciona como abrillantador.
Seguir