El tanque del agua

El agua, cuando sale de la planta potabilizadora, se encuentra en perfectas condiciones para su uso, pero su potabilidad suele desaparecer en el momento de llegar a nuestro hogar, ya que en la mayoría de las casas las cisternas o tanques de almacenamiento se encuentran en malas condiciones.

"Para que el agua en nuestros tanques esté en condiciones de ser utilizada para beber o cocinar es de vital importancia revisar y desinfectar los tanques o cisternas cada seis meses."

Te puede interesar: Cómo Cuidar y Mantener la Lavadora o Lavarropas en Buenas Condiciones

Consejos para el correcto mantenimiento del tanque del agua

Para que el agua en nuestros tanques esté en condiciones de ser utilizada para beber o cocinar es de vital importancia revisar y desinfectar los tanques o cisternas cada seis meses.

En la revisación debemos controlar con especial cuidado los flotadores, válvulas y el correcto cierre del depósito de almacenamiento.

También debemos revisar con atención que no haya ninguna fisura en los tanques, ya que se produciría una perdida constante y estaríamos desperdiciando el vital líquido. Existen productos para rajaduras o fisuras que suelen tener una alta tasa de efectividad.

En estos momentos se puede optar también por tanques de plástico o acero inoxidable, el mantenimiento de los mismos es menor, ya que sus paredes son lisas y por lo tanto acumulan menos sarro y suciedad.