Cómo mantener la calma en una entrevista de trabajo

Escrito por: Eugenia

97% de votos positivos

En una entrevista de trabajo nos jugamos muchas chances de obtener el tan ansiado puesto laboral, por ende, mantener la calma es muy importante para lograr una buena comunicación e imagen de nosotros.

Porqué mantener la calma en una entrevista de trabajo es crucial

Una vez que hemos confeccionado el currículum vitae incluyendo la información relevante, en buen formato y estilo, puede que nos convoquen a una entrevista personal. Allí nos recibirá -muy probablemente- una persona entrenada para evaluarnos en todo aspecto relevante... y es aquí donde los nervios pueden entrar en juego en nuestra contra, a menos que los aprendamos a controlar.

Cómo mantener la calma en una entrevista de trabajo

© Depositphotos.com/adamgregor

Hasta el más impresionante currículum queda opacado cuando en la entrevista no nos mostramos serenos, confiados, asertivos y útiles para la función. Por ello, debemos aprender a mantener la calma, controlar la ansiedad y tener lo que en la jerga se denomina "cara de poker". Debemos olvidar las tensiones, los nervios, y la excesiva necesidad, para mostrarnos de manera más tranquila y natural.

Sin importar la necesidad que tengamos por conseguir ese puesto, no debemos dejar que nos domine. Esto sólo provocará una presión excesiva y nervios que se somatizarán en forma de temblores, intranquilidad, hasta sudor y ruborización. Es mejor, entonces, respirar profundo y procurar mantener la calma durante toda la entrevista.

"Para evitar nervios, prepárate para las preguntas que puedan hacerte."

Te puede interesar: Consejos para Enfrentar los Test de Conocimiento en una Entrevista de Trabajo

Técnicas para mantener la calma en la entrevista

Será muy útil aprender técnicas de respiración. Estas técnicas nos permitirán relajarnos y renovarnos justo antes de nuestro encuentro con el entrevistador. Respira profundo, mantén el aire y luego lárgalo suavemente. Repite la técnica hasta que te sientas calmado. Cierra los ojos si te ayuda, o hazlo en el baño o en un cuarto donde puedas estar solo y calmo. Intenta vaciar la mente en el proceso, para mejorar el resultado.

Para mantener la calma en una entrevista de trabajo, mentalízate en que eres capaz de obtener ese puesto, por mas grande que sea. Confía en tu preparación, e imagínate haciéndolo, como si ya lo hubieras obtenido. Piensa qué es lo que podrías hacer en ese puesto, y comunícalo durante la entrevista. Brinda ideas para demostrar tu empeño y tus deseos, así como tu motivación para la obtención del puesto vacante.

Como evitar los nervios en la entrevista

Para evitar nervios, prepárate para las preguntas que puedan hacerte. Es muy normal que en las entrevistas de trabajo te pregunten cosas como la razón de tu desvinculación con el último empleo, o también que menciones tus principales defectos y virtudes. Ensaya tales respuestas en tu mente, y prepárate para tantas otras consultas que pueden hacerte y que te contamos en detalle en este artículo. Esto te permitirá evitar titubear.

"Debemos olvidar las tensiones, los nervios, y la excesiva necesidad, para mostrarnos de manera más tranquila y natural."

Se sincero, mentir no te ayudará

Por último: se sincero. Una cosa es resaltar tus logros y antecedentes, relatándolos de manera positiva, y otra muy diferente es contar engaños. No sólo los entrevistadores lo notan, sino que te arriesgas a eliminar cualquier chance de pertenecer a tal empresa. Se sincero y confiado de ti mismo, y podrás brillar en cada entrevista de trabajo, para que cada día se abran más puertas a tu paso.