¿Los cólicos tienen relación con el futuro de los bebés?

Las abuelas tenían una frase: muchos cólicos de bebé, buen futuro asegurado. ¿Qué hay de cierto en esto?

Los cólicos y el futuro: algunos mitos y verdades

Mitos sobre los cólicos del bebé

Las abuelas tenían una frase en relación a los cólicos del bebé. Según decían, los pequeños que sufrían de este malestar durante los primeros meses de sus vidas, tenían casi garantizada una edad adulta próspera, buen humor y gran inteligencia. ¿Es verdad o es uno de los tantos mitos de antaño?

¿Los cólicos tienen relación con el futuro de los bebés?
Los cólicos se presentan en niños y niñas por igual, más allá de su alimentación

© Depositphotos.com/MitaStockImages

Los cólicos, el género y las condiciones

Antes se decía que las niñas eran más propensas a sufrir cólicos. Luego se comenzó a decir que son los varones los que más sufren. Pero lo cierto es que estas molestias no reconocen género, ni tampoco el método de alimentación, pues se presenta en niñas y niños por igual, alimentados con leche materna, maternizada o fórmula. Simplemente sucede que hay quienes los sienten más, o más a menudo, tal y como los adultos somos particulares en nuestras propias reacciones a las comidas.

Algunos estudios afirman que si la mamá fuma, siquiera no más de un cigarrillo por día durante o luego del embarazo, el bebé es más propenso a sufrir de molestias gastrointestinales y gases. Por otro lado, hay investigaciones que intentan relacionar al estrés y al tipo de alimentación durante el embarazo con la propensión a que el bebé sufra de cólicos. Lo cierto es que ninguno de ellos es concluyente, pero se sigue recomendando una alimentación saludable, variada, de preferencia sin demasiada sal ni picantes.

Los cólicos y el futuro

Generaciones atrás se decía que los bebés que sufren de cólicos serán luego jóvenes de buen carácter, gran humor, e incuso más inteligentes. Pero aún no ha habido un estudio que lo compruebe, ni tampoco que lo niegue. Lo cierto es que, al parecer, no hay relación entre las molestias de bebé y la inteligencia o el carisma adulto, más allá que la propia naturaleza de cada uno.

Por otro lado, los estudios dedicados a este análisis han demostrado, concluyentemente, que cuando lo bebés son muy propensos a los cólicos no tienen representaciones ni impactos en el coeficiente intelectual ni en el carácter, pero sí se ve afectado en entorno familiar. Un estudio finlandés, de hecho, reveló que los hogares de bebés que sufrieron de muchos cólicos tienen problemas mayores para la resolución de conflictos y una menor o peor comunicación entre todos los miembros.

Otro análisis demostró que los bebés que sufrieron de estas molestias presentaron ciertas condiciones hacia los 3 años de edad, incluyendo más berrinches, dificultades para dormir, y también un nivel de crecimiento corporal levemente inferior. Hacia los 4 años, afirma la misma investigación, los bebés más problemáticos en su sistema gastrointestinal también presentaron dificultades a la hora de comer y más dolores de estómago, pero ningún impacto en su humor ni inteligencia, como afirmaban las abuelas.

"Hay bebés más propensos a los cólicos, tal y como los adultos somos particulares en nuestras propias reacciones a las comidas."

'

"Antes se decía que los bebés que sufren de cólicos serán jóvenes de buen carácter y humor. No hay un estudio que lo compruebe, tampoco que lo niegue."