Cómo Limpiar la Ropa de Cuero

Aprende a limpiar las prendas de cuero con un procedimiento fácil y casero. Además, te enseñamos a darles un buen mantenimiento y cuidado para que duren muchos años.

Chaqueta de cuero marrón oscuro

© Depositphotos.com/andreev63

Mantén siempre las camperas de cuero bien colgadas, con espacio holgado y evitando el roce con otras prendas.

Limpiar y Cuidar Prendas de Cuero

Para limpiar la ropa de cuero, comienza por el interior. Sacude bien y utiliza una aspiradora para retirar la suciedad suelta, y luego frota con paños o cepillos suaves.

Una vez limpia por dentro, debes asear el exterior de la prenda frotando despacio con un algodón o esponja suave, embebida en agua tibia y jabón neutro. Enjuaga con la esponja en agua limpia, y seca con un papel tissue o con una tela muy suave.

También puedes mezclar 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en un vaso de agua. Este preparado es ideal para limpiar, desodorizar y dejar la prenda en óptimas condiciones. Recuerda hacer una limpieza de este tipo 3 a 4 veces por año como mínimo.

Paso a paso, cómo lavar ropa de cuero

Si necesitas lavar una campera de cuero o un pantalón engomado, sigue este procedimiento:

Mujer limpiando una campera de cuero

Luego de cada uso debes corroborar que las pendas no tienen manchas ni suciedad adherida.

© Depositphotos.com/Jim_Filim

1. Mezcla 2 tapitas de champú de bebe en 3 vasos de agua tibia, y sumerge la prenda en este preparado.

2. Cepilla suavemente las partes que suelen ensuciarse más, como el cuello y los puños.

3. Finalmente, enjuaga con agua tibia y presiona para retirar el exceso de agua. ¡No retuerzas en ningún momento!.

Trata de lavar la ropa lo más rápido posible, ya que no conviene dejarla mucho tiempo en remojo. Si necesitas más detalles sobre este procedimento, te recomendamos el artículo "Cómo lavar prendas de cuero".

Cómo secar la ropa de cuero lavada

1. Para secar, ponla sobre una superficie plana durante 24 horas, boca abajo y lo más estirada posible. Déjala en una habitación, siempre a la sombra.

2. Trascurrido ese tiempo, voltea la ropa para volverla a estirar con la mano.

3. Si aún está húmeda, pasa un secador de cabello en potencia baja y con movimientos circulares, para terminar de secar.

Mantenimiento de las prendas de cuero

Las prendas de cuero necesitan una correcta hidratación. Una a dos veces por año, usa un humectante especial para cueros. Si lo prefieres, aplica crema hidratante para la piel con un algodón en pequeños movimientos circulares. Frota luego con un paño muy suave o con papel tissue, para retirar el resto de producto y evitar manchas.

Al menos una vez por año debes aplicar un acondicionador para cuero, que encontrarás en tiendas de calzados. Estos productos protegen la superficie dejándola recubierta de una delgada capa que permite un mejor brillo.

Luego de usar pantalones engomados, chaquetas de piel o cualquier prenda de cuero, corrobora su estado limpiando con un paño suave y apenas húmedo. Usa leche o un tónico de limpieza de maquillaje para quitar cualquier suciedad depositada.

Después de limpiar, seca bien y frota con un papel tissue en movimientos circulares pequeños, para sacarle brillo.

Cómo guardar los pantalones y camperas de cuero

Mantén siempre los pantalones y camperas de cuero bien colgadas, con espacio holgado, y cubiertas por una tela liviana para evitar el roce con los botones, cierres y superficies rígidas.

"Si vas a doblar pantalones, faldas o camperas de cuero, la mejor opción es hacerlo como si fuera un suéter. Evita conservarlas en perchas."

Si vas a doblarlas, la mejor opción es hacerlo como si fuera un suéter. Evita conservarlas en perchas. Si hay varias prendas en un mismo lugar, debes agrupar las que tengan colores muy parecidos, colocando entre cada una un papel limpio, sin inscripciones, ya sea blanco o del color de la ropa. 

"Las prendas de cuero necesitan una correcta hidratación. Una a dos veces por año, usa un humectante especial para cueros."