Cómo Limpiar y Recuperar Ollas Quemadas

Escrito por: Eugenia

85% de votos positivos

Secretos y consejos muy útiles para recuperar una olla quemada, ya sea de aluminio, teflón, acero o cualquier otro material.

Cómo Quitar lo Quemado de una Olla

Para limpiar ollas quemadas, lo primero es enjuagar un poco con agua bien caliente, y dejar reposar hasta que entibie.

Luego, lava como siempre utilizando agua caliente, detergente y una esponja suave, para eliminar todos los restos de comidas adheridas.

Las ollas quemadas se pueden limpiar con productos naturales

© Depositphotos.com/steauarosie

Aprende a recuperar una olla quemada utilizando métodos naturales y sin dañarla.

Dependiendo del tipo de daño que tenga la olla, el siguiente paso es mezclar agua caliente y detergente, para llevar a fuego lento, haciendo hervir el contenido por algunos minutos.

Si hay restos de comidas que no estén demasiado adheridos, hierve en la misma olla una mezcla de agua y sal, para que con el hervor se haga una suerte de suave astringencia. Este procedimiento solo es adecuado para recipientes bien firmes que no corran peligro de rayarse. Si se trata de sartenes delicadas, sigue estos consejos.

"Si se trata de una olla de teflón, jamás hay que raspar esta superficie: terminaríamos por arruinarla definitivamente."

Te puede interesar: Tipos de Ollas y Características

Si hay muchos restos quemados, mezcla lavandina (lejía, cloro) con agua, y también haz hervir unos minutos, teniendo cuidado de no respirar el vapor que se desprende. Luego, vuelve a lavar delicadamente la olla para evitar rasparla y empeorar el mal.

Si se trata de una superficie adecuada y bien firme, frota con una esponja de acero o metálica y jabón limpiador en polvo. Recuerda no hacerlo en una olla de teflón, ya que la dañarías irremediablemente. Para más detalles te recomendamos la nota "Cómo limpiar ollas de teflón quemadas".

Otros métodos para limpiar una olla quemada

1. Un secreto estupendo para despegar el quemado de las ollas, en especial aquellas de superficies porosas como las amadas Essen, es rociarlas con el mismo producto que compramos para limpiar el horno. Este compuesto viene en aerosol, que al ser pulverizado crea una capa espumosa. Tan sólo rocía la parte quemada, deja actuar por media hora (o 45 minutos), y luego lava como de costumbre. También es un truco ideal para superficies delicadas, ya que no se necesita frotar.

2. Otra opción que funciona muy bien, especialmente en ollas de acero, es frotarlas delicadamente con bicarbonato de sodio y gotas de agua tibia.

3. Por su parte, las abuelas solían hervir cáscaras de papa y vinagre, y las dejaban reposar por una noche entera. Este truco también sirve para eliminar el sarro de las pavas.

"Las abuelas solían hervir cáscaras de papa y vinagre para recuperar las ollas, y las dejaban reposar por una noche entera."

4. Recuerda que en el mercado hay una gran variedad de productos limpiadores en crema que sirven para múltiples superficies. Para aplicarlas y quitar la parte quemada de una olla, puedes esparcir con el dedo o una esponja suave, deja actuar por algunos minutos, y luego retira con un poco de agua.