Cómo limpiar la heladera o refrigerador

La limpieza de este noble electrodoméstico es postergada la mayor parte del tiempo, ya que es uno de los quehaceres que menos nos agrada.

91% de votos positivos

Cómo limpiar la heladera o refrigerador

© Depositphotos.com/stokkete

Consejos para limpiar la heladera o refrigerador

Si mantuviéramos nuestra heladera o refrigerador mejor y realizáramos esta tarea con más frecuencia, el trabajo sería mucho más rápido y sencillo.

  • Lo ideal sería limpiarlo con regularidad, por lo menos una vez a la semana.
  • Lo primero que hay que hacer antes que nada es desenchufar el aparato.
  • Al limpiar la heladera no se deben utilizar productos abrasivos ni tóxicos. Un paño embebido en agua, detergente o un jabón neutro es suficiente.
  • Si utiliza una solución de agua con bicarbonato, se prevendrá la presencia de olores desagradables. La mezcla se elabora en la proporción de 1 cucharada de bicarbonato por 1 litro de agua.
  • Secar bien con un trapo seco antes de volver a poner en funcionamiento.
  • Todos los días se debe repasar la puerta con un paño humedecido en algún limpiador cremoso, sobre todo en la zona de las manijas, que es la más usada.
  • Cada vez que limpiemos la heladera, no debemos olvidar limpiar la parrilla trasera también. Hay que retirar la pelusa y el polvo que se acumulan, ya que dificultan el correcto funcionamiento del motor.
  • Si mantenemos la parrilla en buenas condiciones de limpieza, ahorraremos bastante en el consumo de energía, ya que el motor no deberá hacer fuerza para funcionar y poder enfriar.

Escrito por: Staff de CHP