Cómo instalar suelos de pizarra

El suelo de pizarra es ideal tanto para exteriores, para interiores y sobre todo, porque su colocación es sencilla y la podemos hacer nosotros mismos.

31% de votos positivos

Suelos de pizarra

El suelo de pizarra es ideal para cualquier ambiente, tanto interior como exterior, ya que es capaz de soportar temperaturas extremas sin alterarse.

Con la pizarra se suele lograr un acabado más bien rústico. Su colocación es por demás sencilla, solo debemos tener en cuenta algunos principios propios de la colocación de suelos.

Consejos para colocar suelos de pizarra

Si colocamos la pizarra en algún ambiente interior, debemos fijarnos que la superficie sobre la cual vamos a instalarla esté completamente lisa, y las baldosas se fijan con adhesivos específicos para este material.

Si la superficie en donde queremos colocar la piedra pizarra no está completamente nivelada, puede ser necesario aplicar algún tipo de pasta niveladora para lograr una perfecta horizontalidad.

Lo mismo si su lugar de destino es un porche o jardín exterior con un suelo de base.

Si por el contrario, su colocación va a ser en exteriores, sobre el mismo pasto, es más sencillo aún. Solo debemos proceder a realizar huecos en el terreno (teniendo en cuenta la profundidad de la piedra pizarra) y colocar las baldosas dentro. Presionar con fuerza contra la tierra y comprobar que queden bien fijas y sin movimiento.

"El suelo de pizarra es para cualquier ambiente, tanto interior como exterior, ya que es capaz de soportar temperaturas extremas sin alterarse."