Como iniciar un emprendimiento

Animarse a montar un negocio es, de por sí, una decisión difícil, que debemos tomar a plena conciencia, con muchas agallas y fe. Y armar nuestro emprendimiento empresarial o laboral en tiempos de crisis, se convierte en una tarea aún mayor, pero no imposible.

"Cuando planifiquemos el negocio, debemos establecer la visión y misión, y ponernos en marcha para conseguirlo dentro de un lapso determinado, así sea de algunos años."

Te puede interesar: Cómo manejar la crisis en el trabajo

Para arrancar nuestro negocio en una economía difícil, debemos tener en cuenta cuantos factores consideremos de interés. Tener una mentalidad positiva y asertiva será fundamental, ya que la prosperidad es posible aún en tiempos de crisis.

Consejos para iniciar un emprendimiento en tiempos de crisis

  • Debemos vencer el pánico y plantear un plan de negocios que contemple la realidad y las necesidades del mercado. Si nuestro emprendimiento apunta a un sector demasiado específico, siempre podemos diversificar un poco, o ampliar nuestras barreras imaginadas para aumentar nuestras posibilidades. Si planificamos vender cierto artículo, podemos complementar nuestra oferta con bienes relativos o compartidos por el sector al que apuntamos, y así podremos elevar nuestras chances de alcanzar el éxito.
  • Factores e ideales como estos pueden abrirnos las puertas a la prosperidad empresarial.
  • La creatividad y el ingenio serán también fundamentales para iniciar un emprendimiento en épocas de crisis. Debemos cumplir nuestros objetivos optimizando nuestros recursos. El presupuesto debe estar bien establecido, y debemos ponernos en marcha en lo que respecta a la comparación de proveedores y dependientes. En lo posible, haremos nosotros mismos las labores de armado, mantenimiento y atención, al menos durante los primeros meses, para minimizar los gastos. Debemos ser creativos y usar buena visión para lograr aprovechar aquello de lo que sí disponemos, sin que los costos sean un impedimento.
  • Establecer la visión y misión de nuestro negocio puede sonar un tanto idealista, pero es lo que nos permitirá, a mediano y largo plazo, llegar a la meta deseada. Perseguir un ideal, y recorrer el camino a la meta paso a paso, nos dará la posibilidad de lograr lo cometido.
  • Cuando planifiquemos el negocio, debemos establecer la visión y misión, y ponernos en marcha para conseguirlo dentro de un lapso determinado, así sea de algunos años.
  • Finalmente, no olvides iniciar tu travesía con un seguro de emergencia: no guardes todos los huevos dentro de la misma canasta, ya que podrías poner a riesgo a tu familia y a tu bienestar general. Recuerda que tu nuevo emprendimiento debe desarrollarse, madurar y crecer, antes de dar buenos frutos. Organiza tus ahorros y tus finanzas de modo que puedas usarlos para subsistir la menos de cuatro a seis meses, para luego poder utilizar los ingresos de este emprendimiento.

Nota: Ten en cuenta estos consejos para que los tiempos de crisis no te jueguen una mala pasada, y anímate a progresar en el montaje de un nuevo proyecto empresarial. Hay que tener organización, creatividad, y buenas esperanzas, y creyendo que somos perfectamente capaces de hacerlo.

"Debemos vencer el pánico y plantear un plan de negocios que contemple la realidad y las necesidades del mercado."