Ideas para Reutilizar Mangueras Viejas

El sol la secó, la tijera la cortó en dos… o el perro jugó con ella. ¿Cómo reutilizar una manguera de jardín, creando productos útiles e innovadores?. En esta nota tienes varias ideas.

Tips para reutilizar mangueras rotas. Como aprovechar las mangueras viejas. Ideas para hacer con una manguera rota

© Depositphotos.com/ginasanders

Aprende a reutilizar una manguera vieja que se haya roto o pinchado, creando decoraciones y elementos funcionales para el hogar.

¿Qué hacer con una Manguera Rota?

¿Necesitas ideas para reutilizar mangueras viejsa?. Ya sea porque el sol la secó, porque cortando el césped accidentalmente la cortamos, porque el frío del invierno la quebró, una vez provocado el daño sólo tenemos dos opciones: botarla sin más a la basura, o aplicar estas sugerencias y hacer creaciones que le den calidez y funcionalidad a cualquier rincón de nuestro hogar.

En este artículo queremos contarte nuestras ideas favoritas para aprovechar cada recurso a nuestro alcance, ¡aportando una buena cuota de creatividad!

5 objetos útiles con mangueras de jardín

Dependiendo de la cantidad de manguera rota que tengas a tu disposición, estos son algunos tips útiles que seguro te interesarán:

1. Tejidos con mangueras: ¿Tienes una vieja silla cuyo tejido se ha roto? El esqueleto de una silla plegable o de jardín pueden volver a la vida creando un nuevo tejido: la manguera de jardín. Úsala en reemplazo del mimbre o de la tela. ¡También puedes hacer diseños llamativos!

2. Alfombras: Crea una alfombra, alfombrilla o moqueta simplemente enrollando o modelando una figura con tu manguera de jardín rota, sobre una superficie plana. Fíjala en su nueva forma usando silicona caliente, adhesivo universal o de contacto, y también adhiriendo toda la pieza a un corte de fieltro u otro material. Por el lado visible, puedes dejarla como está para crear una genial alfombrilla para la puerta del jardín, o también pintarla con dos o tres capas de pintura en aerosol, en el tono que quieras.

Ideas para hacer objetos con mangueras viejas. Qué hacer con una manguera vieja y rota? Ideas para reutilizar las mangueras de jardín

Los enrolladores de mangueras también tienen utilidad luego de su uso convencional. ¡Aprovecha todos tus recursos!

© Depositphotos.com/Feverpitch

3. Prevenir golpes: Las puertas del coche, las ventanas que se mueven con el viento… lo que sea que quieras evitar que golpee fuerte encontrará su aliado con mangueras viejas. Corta tramos y ábrelos a lo largo para calzarlos en los bordes delgados (como las puertas del coche, justo en el punto en el que podrían tocar contra la pared de la cochera) o enrolla una pequeña espiral para hacer topes de suelo o de pared, pintándolos a tu gusto.

4. Contenedores: Enrosca la manguera en espiral sobre una superficie plana, sujetándola con adhesivo universal, silicona caliente o abrazaderas de plástico. Cuando tengas una base del tamaño deseado, comienza a enrollar hacia arriba, creando los lados de tu contenedor. Puedes darle la forma de un cesto para múltiples usos, uno de lados bajos para hacer una simpática camita para una mascota pequeña, o de una caja en forma de tubo, e incluso una tapa para hacer un contenedor para el jardín.

5. Riego extendido: La manera más simple de reutilizar una manguera pinchada es, simplemente, extendiéndola a lo largo de un cantero de buen tamaño, para que vaya regándose en toda su extensión simultáneamente. Corrige las roturas y pinchaduras excesivas cubriéndolas con otro trocito de manguera rota, cortada a lo largo para envolver con ella los sectores que quieras dejar sin “salida de agua”.

7 ideas prácticas para reutilizar una manguera vieja

Las mangueras de jardín rotas o pinchadas no sólo sirven para hacer los novedosos elementos que vimos antes. También son geniales complementos para dar practicidad a otros objetos, por ejemplo:

1. ¿El asa de tu balde o de los botes de pintura es demasiado delgado, y duele en tus manos al levantarlos? Corta un tramo de manguera, córtala a lo largo para abrirla, y úsala para envolver el asa y facilitar su agarre.

2. Las cadenas pueden oxidarse y, en algunos casos, resultar un peligro potencial, como las que cuelgan los columpios infantiles. Protégelas con una manguera rota abierta con un corte a lo largo, cerrando sus extremos con abrazaderas plásticas. Usa esta idea también para evitar las ampollas por el roce con las sogas comunes, en los juegos infantiles o donde sea.

3. Las lámparas portátiles son geniales, pero normalmente tienen un cable simple que disponemos a la intemperie. Protégelos del sol directo, de la humedad o de otros daños quitándoles el enchufe del extremo, y haciéndolos pasar por una manguera rota. Vuelve a ensamblar el conector, y tendrás un genial cable reforzado y protegido para cualquier ocasión.

4. Las mangueras rotas son útiles para proteger los elementos de filo, como los serruchos y las sierras del taller. Córtalas a la medida, y ábrelas a lo largo para “calzarlas” cubriendo los filos. Si la sierra es gruesa, haz dos cortes a lo largo de la manguera, a unos 2 o 3 milímetros de distancia entre sí, para un calce mucho más fácil.

5. Las tuberías del exterior sufren daños por el sol intenso o por el frío crudo. Protégelas creando una aislación con trozos de manguera rota, abriéndola a lo largo con un corte y envolviendo con ella la tubería, o al menos la parte superior de los caños y ductos.

6. Si el alambre donde tiendes la ropa está afectado (astillado, oxidado), o si no tienes tendedero y quieres hacer uno bien económico, sólo cubre el alambre común con una vieja manguera de riego, verificando que no destiña o usando una de las que tiene la cobertura exterior incolora. ¡Problema resuelto!

7. Si estás cultivando especies vegetales que necesiten de alambres tutores, protégelos con mangueras viejas para evitar que dañen a tus árboles y plantas.

¿Y qué hay del enrollador?

Si cambiaste tu manguera de riego por una nueva, quizás tengas un colgador o un enrollador extra y pienses en deshacerte de él. ¡No lo hagas!. Úsalo para doblar allí las extensiones eléctricas, los tubos de aire de un compresor u otra maquinaria, incluso las sogas comunes, alambres, y virtualmente cualquier otro elemento largo que no sepas cómo enrollar… ¡incluyendo las luces de Navidad!

De ahora en más seguro te lo pensarás dos veces antes de botarlas. Ten presentes estas ideas para reutilizar mangueras rotas y crea elementos útiles para tu hogar.

Escrito por: Eugenia