Otro de los efectos que podemos lograr con el programa Photoshop para la edición de contenidos, es la estilización en los textos, reflejando o recreando diversos estilos, materiales y acabados generales. En esta oportunidad vamos a aprender a crear un texto con fuego, para lograr diseños despampanantes y atractivos.

Te puede interesar: Como descargar archivos PSD (Photoshop) gratis

Comenzamos por abrir un nuevo documento en Photoshop, o bien creamos una nueva capa en el documento en el que estamos trabajando. Sin embargo, será más conveniente la primera opción. Así, creamos la capa de base en color negro y la capa de texto escribiendo con color blanco, en el estilo y tamaños deseados. Copiamos ambas capas y las agrupamos para unirlas, reservando una copia de la original por debajo. A continuación, rotaremos el lienzo en 90°, desde Imagen - Rotación de imagen, 90°CCW (ACD).

Ya inclinada la capa, aplicaremos el efecto de viento desde el menú Filtro - Estilizar. Cuando estemos conformes con el viento aplicado (recuerda que este viento reflejará luego las llamas del fuego), aplicaremos los cambios y repetiremos el efecto hasta llegar a un formato deseado. Podemos simplificar este paso presionando Control F tantas veces como lo queramos. Luego, volvemos a rotar el lienzo, para dejarlo en sentido vertical.

A continuación, aplicamos un desenfoque Gaussiano (Filtro - Desenfoque - Gaussiano) de no más de 3 píxeles, y a continuación ajustamos el tono y la saturación (Imagen - Ajustes - Tono/Saturación). Bajamos el tono hasta el color rojo y elevamos la saturación, asegurándonos que este tildada la opción "Colorear".

Luego de aceptar, duplicaremos la capa y haremos lo mismo, esta vez cambiando el tono hasta encontrar un color similar al fuego, y sin tildar la opción "Colorear". Ya tendremos listas las llamas, ahora falta darles movimiento.

Para ello abrimos el menú Filtro, y la opción Licuar. Seleccionamos la herramienta Dedo, a la izquierda de la ventana que se aparece, y con ella haremos las ondas. Esta herramienta funciona tal como lo dice, como un dedo que al presionar con el mouse, arrastra los colores y los "mancha", como si pusiéramos el dedo sobre una pintura fresca. Cambiando tamaños y densidad del pincel, dibujaremos las ondas que hace el fuego, para darles efecto de movimiento.

Imagen: 1

Jugaremos con estas herramientas hasta lograr el efecto deseado, recordando de utilizar los botones "reconstruir" para volver a un estado anterior, o Ctrl+Z para deshacer el último cambio.

Cuando hayamos logrado el efecto deseado, aplicaremos dando clic al botón de Aceptar. Traemos hacia el frente la capa original y la decoloramos en efecto degradado, y ya habremos terminado el trabajo.

Puedes ver una muestra en la imagen adjunta a la nota. El efecto de texto con fuego es muy atractivo para folletos o presentaciones.