Cómo hacer un Soufflé Perfecto

El soufflé es un plato liviano, preparado en base a claras de huevos batidas mezcladas con otros ingredientes.

84% de votos positivos

10 Consejos para hacer un Soufflé Perfecto

Si tienes el desafío de lograr un soufflé perfecto, sigue estos consejos. Y si estás buscando una receta para prepararlo, te recomendamos la de queso o la de limón al microondas.

Soufflé de queso en recipientes de loza pequeños

© Depositphotos.com/studioM

El soufflé es un plato liviano, preparado en base a claras de huevos batidas mezcladas con otros ingredientes.

1. Sigue la receta al pie de la letra. No sustituyas ingredientes, y mídelos a la perfección en cantidades y pesos

2. Si la receta que estás preparando requiere de un batido de 5 minutos, no tomes menos ni más tiempo que ese (de hecho, un poco más se vale, pero nunca menos)

3. Para que el soufflé no se baje, no debemos abrir nunca el horno durante su cocción.

4. Ya que los soufflés se hacen con dos preparaciones que se integran (un puré y claras batidas a nieve) primero haz la preparación de base, y mientras reposa, bate las claras respetando sus tiempos

5. Si vas a hacer un soufflé de verduras, evita que salga demasiado líquido escurriendo bien los vegetales. Córtalos y mezcla con una salsa blanca. Luego, añade el resto de los ingredientes.

6. Al batir las claras, hazlo primero suavemente, y luego ve aumentando la velocidad. El punto exacto es cuando quedan adheridas a las varillas. Trata de usar una batidora ya que te ayudará a lograr un buen punto de batido, sin clara líquida por debajo de la espuma blanca.

7. La crema y los huevos deben estar a temperatura ambiente. Si los conservas en la nevera, retíralos media hora antes de cocinar para que se templen.

8. Cuando mezcla las claras con la crema, utiliza una espátula y hazlo con movimientos suaves y envolventes.

9. Si vas a cambiar algún ingrediente en la receta básica, hazlo siempre antes de incorporar las claras.

10. Una vez finalizada la cocción, apaga el horno y deja reposar 3 minutos. Esto es para que tome su volumen normal, ya que estará crecido o “hinchado” por el calor.

Cómo evitar que el soufflé se baje

1. El molde debe estar engrasado, si la receta así lo indica, y a temperatura de ambiente, nunca frío.

2. Elige compoteras o cuencos chicos de cerámica o de barro cocido, que son mejores para transmitir el calor del horno hacia la preparación. Sus bordes deben ser de unos 5 centímetros, no más porque le impediría crecer, y no menos porque se desbordaría.

3. Rellena los moldes sobre una placa o bandeja para evitar manipularlos demasiado. No llenes más de ¾ partes de su altura, previniendo el desborde mientras se cocina.

"Para que el soufflé no se baje, no debemos abrir nunca el horno durante su cocción."

4. Es imperativo que no modifiques la temperatura durante la cocción. Esto sólo significa una cosa: ¡no abras la puerta!. En especial durante los primeros 15 a 20 minutos.

Recuerda que el soufflé lo puedes servir como plato principal o acompañado por ensaladas, carnes, etc. ¡A disfrutar!

"Para lograr un soufflé perfecto los ingredientes deben estar a temperatura de ambiente, salvo que alguna receta indique lo contrario para alguno de ellos."