Cómo hacer una rutina de belleza para las uñas

Escrito por: Eugenia

90% de votos positivos

Una sesión de manicuría te permitirá tener uñas bellas y delicadas, y lo mejor, es que puedes hacerla tu misma en casa. Aquí te explicamos paso a paso una rutina de belleza para lucir uñas perfectas.

Uñas bellas e impecables

Tener manos delicadas, bellas, sensuales, simplemente perfectas, no es sólo propiedad de quienes pasan horas en el centro de belleza. Puedes llevar a cabo esta simple rutina de belleza que te permitirá gozar y lucir manos increíbles, en poco tiempo y sin gastar de más.

Cómo hacer una rutina de belleza para las uñas

Pasos para tener unas manos y uñas perfectas

Limpieza. Lava tus manos con un jabón neutro, frotando suavemente. Con solvente, quita el esmalte de las uñas, y repásalas con un cepillo de cerdas suaves para quitar tanto el producto como la suciedad atrapada por debajo. Seca bien tus manos, mientras reúnes y preparas los elementos que necesitarás.

Prepara, dentro de un bol o un contenedor, un poco de agua cálida, jabonosa, agregando jabón neutro de glicerina a agua común. Coloca tus manos dentro, remojándolas y aflojando la piel, en preparación para el resto de la rutina. Déjalas en el agua cálida por al menos 10 minutos.

"Una simple rutina de belleza te permitirá gozar y lucir manos increíbles, en poco tiempo y sin gastar de más."

Te puede interesar: Cómo hacer una rutina de belleza con sal

Cutículas. Luego de secar suavemente tus manos, trabajarás sobre tus uñas. Toma el palito de naranjo y empuja las cutículas suavemente hacia la base. Nunca cortes las cutículas, pues son un sistema de protección de tus manos. Con el elemento apropiado, retira los padrones y los pellejos sueltos de los costados de las uñas. Hazlo con cuidado, para no provocar heridas.

Uñas. A continuación, corta las uñas si fuera necesario, y luego límalas con una lima gruesa. Dales la forma que prefieras, conservando en todas las uñas el mismo largo. Recuerda pasar la lima en paralelo a la uña, para evitar que esta crezca hacia los lados. Ya habiéndoles dado la forma, límalas con una lima fina y suave, para dar buena terminación, recordando repasar los bordes también por encima y por debajo. Al finalizar, limpia las uñas con un cepillo seco y suave, y repasa la zona por debajo de tus uñas con el palito de naranjo. Vuelve a enjuagar tus manos con agua templada, y sécalas suavemente.

Exfoliación e hidratación. Es momento de exfoliar e hidratar la piel. Utiliza un exfoliante para manos, delicado y gentil, colocándolo con suaves movimientos circulares y hacia las puntas de los dedos. Luego de exfoliar, aclara, seca, y aplica una crema para manos, nutritiva e hidratante, recordando masajear bien el dorso de la mano y la zona de las uñas.

Esmalte. Con un hisopo embebido en agua jabonosa, limpia las uñas y sus contornos. Sécalas bien, y aplica el barniz del color deseado, o un barniz incoloro, protector, endurecedor, o el que prefieras.

En simples pasos, habrás conseguido unas manos impecables, impactantes, y espléndidas, ¡sin gastar dinero!