Cómo hacer posavasos con etiquetas de bebidas

Escrito por: Eugenia

100% de votos positivos

Te contamos una idea muy original y simple para hacer posavasos con las etiquetas de tus bebidas favoritas.

Los posavasos no han de faltar en el hogar. Son de gran utilidad para proteger las mesas y superficies de apoyo de la temperatura y de la humedad y, además, permiten también reposar nuestras bebidas en una superficie entretenida y original... siempre y cuando le demos a los posavasos nuestra creatividad.

Cómo hacer posavasos con etiquetas de bebidas

Hoy aprenderemos a hacer posavasos a partir de etiquetas de vinos y de bebidas, incluso aquellas que recuperemos de las botellas utilizadas en otros proyectos. Es importante que las etiquetas estén en buenas condiciones, sin roturas, manchas o marcas de ningún tipo. Pueden ser etiquetas de vinos, de cervezas o de refrescos, o cualquier otra etiqueta que prefieras, como de salsas, condimentos y otras.

La técnica más sencilla para recuperar las etiquetas de las bebidas es llenar las botellas con agua caliente, y sumergirlas dentro de un balde o recipiente con agua caliente, sin que las etiquetas se toquen entre sí (ni las botellas, si fuera posible). Déjalas allí hasta que el agua se enfríe, y verás que las etiquetas se desprenden enteras, como por arte de magia.

Te puede interesar: Cómo hacer cuadros con etiquetas

Algunas bebidas poseen etiquetas impresas con tecnologías o en materiales que soportan bien la humedad. Otras, en cambio, son elaboradas con papeles que no resisten el agua. En este caso, antes de mojar las botellas o las etiquetas, debes aislar el papel. Puedes pintarlo con barniz vitrificable o con cola escolar incolora, o bien utilizar laca incolora, barniz para uñas transparente u otros barnices.

Aunque lo ideal es que la laca, el barniz o la cola no unan la etiqueta con el vidrio (ya que de este modo el papel no podría desprenderse), para proteger también el espesor de las etiquetas nos excederemos en unos milímetros. Dejamos secar bien y, con la ayuda de una trincheta o de un bisturí bien afilado, luego repasaremos el contorno de la etiqueta. Así el papel quedará protegido también en su espesor, y podrá desprenderse del vidrio sin dificultad.

Otra opción es pintar las etiquetas que soporten la humedad con cola o con laca, para así preservarlas en mejor estado.

Una vez que la etiqueta se haya desprendido y secado a la perfección (quizás con algo de peso, para que no se curve), debes colocarla sobre un material aislante. Te recomendamos utilizar planchas de corcho o goma eva (foamy), que darán una superficie mullida y resistente a la humedad. También puedes utilizar cartón gris. Adhiere la etiqueta con pegamento universal incoloro, y deja secar el pegamento con peso.

Lo más adecuado es pegar todas las etiquetas en la plancha de cartón, foamy o corcho, y luego de dejar secar, corta con trincheta para hacer un corte más prolijo y a la medida.

Ya tienes listos tus posavasos con las etiquetas de tus bebidas favoritas. Puedes mejorar su aislación e impermeabilidad aún más, pintando toda la pieza (en especial si has utilizado cartón) con barniz incoloro o laca, en ambas caras y en su espesor si se trata de cartón, o sobre la etiqueta si se trata de corcho o de foamy.

Imagen: 5