Cómo hacer Polenta

Te contamos algunos secretos para hacer polenta perfecta, y algunas recetas fáciles para disfrutarla en guarniciones, platos principales y hasta postres.

93% de votos positivos

Proporciones para hacer Polenta

La siguiente receta es la base para preparar polenta. Para obtener dos porciones, la cantidad estimada es de 1 taza de polenta por 3 tazas de líquido.

Cómo hacer Polenta

© Depositphotos.com/denio109

Propiedades de la polenta. Receta y consejos para preparar polenta.

Ingredientes:

  • 1 medida de polenta.
  • 3 medidas de líquido (agua, caldo o leche).
  • Sal y pimienta.

Preparación:

En una olla, vierte el líquido elegido y lleva al fuego. Cuando comience a hervir, condimenta y añade la polenta en forma de lluvia, sin dejar de revolver para que no se formen grumos. Cocina 1 minuto, deja reposar un momento y ya estará lista. Puedes agregar salsa, queso, crema o lo que desees.

4 Recetas con Polenta

La polenta puede ayudarnos a hacer platos para diferentes momentos: entradas, plato principal, guarnición e incluso postre. A la vez, acepta diferentes tipo de cocción: hervida, al horno, frita, con leche, con caldo, etc. Veamos algunas recetas para prepararla. ¡Hay una para cada momento!.

1. Polenta frita (Guarnición o entrada)

Ingredientes:

  • 1 taza de polenta
  • 3 tazas de caldo de verdura
  • 1 taza de harina
  • Aceite, cantidad necesaria
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

1. Preparar la polenta en el caldo de verduras, comprobar el sabor y si es necesario, condimentar con un poco de sal y pimienta. No olvides que el caldo ya le proporciona algo de sabor.

2. Verter en una fuente y extenderla de forma pareja para que quede de 1 cm de espesor. Dejar enfriar.

3. Cuando ya esté bien fría, cortar triángulos, cuadrados o medallones, pasarlos por harina y freír en aceite bien caliente.

Se puede servir como guarnición de algún tipo de carne o como entrada: en este caso, se deben preparar bocaditos más pequeños. Espolvorea orégano por encima o queso a gusto.

2. Soufflé de polenta (Entrada o guarnición)

Ingredientes:

  • 1 taza de polenta
  • 500 cm3 de leche
  • 1 taza de queso gruyere
  • 4 huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

Preparación:

1. En una olla, coloca la leche con la manteca y lleva al fuego. Mientras tanto, separa las claras de las yemas.

2. Cuando hierva, condimenta y vierte la polenta en forma de lluvia, sin dejar de revolver. Cocina 1 minuto, retira y deja reposar 5 minutos.

3. Añade el queso y las 4 yemas.

4. En un bol, bate las claras a punto nieve y agrega a la preparación anterior con movimientos envolventes, para que no se bajen.

5. Enmanteca una cazuela para soufflé o cazuelitas individuales, y coloca la preparación dentro hasta la 3/4 partes.

6. Cocina a Baño María o en horno, a fuego moderado durante 30 minutos.

Se puede servir como entrada tibia o como guarnición de alguna carne al horno.

3. Polenta con hígados de pollo (Plato principal)

Ingredientes:

  • 4 tazas de polenta
  • 14 tazas de caldo
  • 100 grs. de manteca
  • 3 cebollas chicas
  • 2 cebollas de verdeo
  • Aceite
  • 5 hígados de pollo
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

1. Prepara la polenta en el caldo. Cuando esté lista, condimenta con sal y pimienta. Si hiciera falta, agrega la mitad de la manteca.

2. Pica los dos tipos de cebolla y dora en aceite caliente con el resto de la manteca.

3. Incorpora los hígados previamente picados, y cocina a fuego fuerte unos 5 minutos. Desglasa con el vino y condimenta.

4. Sirve la polenta con la salsa de hígados encima, y perejil picado espolvoreado. Puede ser de manera individual o en una fuente.

Estos ingredientes rinden de 6 a 8 porciones.

4. Tarta de manzana y polenta (Postre)

Ingredientes:

  • 90 grs. de polenta
  • ½ litro de leche
  • 50 grs. de manteca
  • 50 grs. de crema
  • 50 grs. de pasas de uva sin semilla
  • 4 manzanas ácidas (verdes)
  • Azúcar (para espolvorear)
  • Canela (optativo)

Preparación:

1. En una olla, coloca la leche, el azúcar, la manteca y mezcla.

2. Lleva al fuego y cuando comience a hervir, añade la polenta en forma de lluvia y sin dejar de revolver.

3. Cuando esté lista, retira del fuego e incorpora la crema y las pasas.

4. Vierte la preparación en una tartera previamente enmantecada, y coloca encima las manzanas peladas y cortadas en rodajas (o fileteadas). Espolvorea con azúcar y canela a gusto.

5. Lleva a horno moderado por media hora.

Este postre con polenta se puede servir frío o tibio, y acompañar con un copo de crema.

3 claves para cocinar polenta perfecta

1. Para no echar a perder la preparación, es importante prestar atención a las proporciones. Lo ideal es utilizar una 1 medida de polenta por 3 medidas de leche, caldo o agua. Si la quieres mas durita, usa un poco menos de líquido.

2. Otro secreto es la forma en que incorporamos la polenta al agua: siempre hay que hacerlo cuando ya esté hirviendo, y debemos agregarla en forma de lluvia sin dejar de revolver; de lo contrario se formarían grumos que arruinarían la presentación.

3. Los condimentos se le agregan al agua cuando está hirviendo. Antes de añadir la polenta, además de sal, podemos incorporar romero, nuez moscada u orégano.

Propiedades de la polenta

Además de brindarnos su exquisito sabor, la polenta también nos da muchos beneficios para nuestro organismo. Aporta carbohidratos, proteínas, antioxidantes y fibras, por lo que contribuye para que el organismo produzca energía.

"Siempre se debe incorporar la polenta al agua cuando ya esté hirviendo, en forma de lluvia y sin dejar de revolver; de lo contrario se pueden formar grumos."

Otro punto a favor es que es de muy fácil digestión, por lo que puede consumirse sin problemas por la noche y con cualquier tipo de acompañamiento. Y por ser un alimento vegetal (si no la elaboramos con leche), no contiene colesterol.

La polenta no contiene gluten, por lo que es un alimento ideal para aquellas personas celíacas, o que tienen intolerancia a este componente.

"Para no echar a perder la preparación es importante prestar atención a las proporciones. Lo ideal es utilizar una 1 medida de polenta por 3 medidas de leche, caldo o agua."