Cómo hacer pizzas de postre

¿Quieres sorprender a tus invitados con un postre original? ¡Prepárales una pizza de postre!

75% de votos positivos

Pizzas dulces de postre

La pizza es tradicionalmente un plato salado, claro, pero podemos hacer algunas variaciones a la receta y elaborar una pizza dulce verdaderamente sensacional.

Masa

La técnica de elaboración y presentación es similar (quizás, la misma) que para una pizza convencional, con algunas pocas variantes. Por ejemplo, para la elaboración de la masa agregaremos azúcar o miel, de modo de procurar una masa dulce. Podemos utilizar las recetas de masas para tartas, pero no tendrán el mismo aspecto que las masas de pre-pizzas, por ello, será más sencillo y llamativo endulzar la pizza original.

Salsa

Una vez lista, colocamos los ingredientes que queramos, según la pizza a imitar. Por ejemplo, la salsa puede ser imitada colocando una capa abundante de mermelada o dulce de frutas. Los de ciruelas, frutillas u otros de colores rojos serán los más adecuados, por su semejanza a la tradicional salsa de tomate. Recuerda colarlos o cernirlos para eliminar las pepitas y semillas, y dar así un aspecto más original.

Cubierta

Para el queso, podemos utilizar un fudge o una crema de chocolate blanco. Se elabora fundiendo chocolate blanco y agregándole manteca o crema batida, para que al enfriarse no endurezca. También, claro, podremos colocar crema chantilly o crema batida, y también una buena capa de crema pastelera.

Agregados

Luego, vendrán los conocidos como "toppings" o agregados: aquí se puede utilizar trozos de frutas, caramelos u otros. Podemos colocar crema y trocitos de ananá y cerezas al marrasquino para imitar una pizza tropical, o rodajas de ciruelas imitando rodajas de tomates. También, agregar planchas finas de fondant o pasta para modelar comestible de color rosado, como si se tratara de fetas de jamón cocido. No hay límite para los agregados a colocar, según el realismo o la semejanza a las pizzas convencionales que deseemos dar a las pizzas dulces.

Otros

Recuerda servirlas en triángulos, y sobre platos para pizza, para aumentar esta rara percepción de estar comiendo una pizza para el postre. Con este plato causaremos sensación y asombro en tus familiares y amigos, se van a divertir y van a quedar con un muy grato recuerdo de la velada.

"La pizza es tradicionalmente un plato salado, claro, pero podemos hacer algunas variaciones a la receta y elaborar una pizza dulce verdaderamente sensacional."