Cómo hacer Pasteles de Colores

Cómo preparar pasteles de colores. Recetas para hacer pasteles con colores. Preparación de cheesecake de colores. bizcochuelo casero de colores

El pastel arcoíris es una entretenida forma de presentar bizcochuelos de colores para toda la familia.

© Depositphotos.com/belchonock

Aprende 4 diferentes recetas para crear pasteles de muchos colores, luciendo distintas tonalidades por dentro y por fuera.

4 Recetas de Pasteles de Colores

Para dar alegría y encanto a cualquier celebración, nada como ofrecer a tus invitados diferentes pasteles de colores, ya sea por dentro como también en su glaseado y cobertura. Puedes personalizar los tonos de acuerdo a la temática del evento o al favorito del agasajado, e incluso según la estación del año.

Aquí te enseñamos 4 recetas para hacer pasteles de colores fácilmente.

Pasteles con colores por dentro

Comenzaremos por hacer pasteles coloridos en su parte interna, bizcochos (bizcochuelos) que, al cortarse en rebanadas, exhiben tonalidades y figuras de lo más originales, aunque sin aportar más sabor que el que tú decidas darle.

1. Pastel arcoíris

La primera de las recetas es la del bizcocho arcoíris. Su preparación es la más sencilla, pues simplemente debes hacer un bizcochuelo de vainilla (o preparar uno de caja), dividirlo en tantos potes como colores quieras dar, y después volcarlos de a uno al centro del molde preparado, de modo que cada color vaya desplazando al anterior y formando un arcoíris. Hornea según las instrucciones del envase, y cubre con cremas de tonos fuertes para potenciar el efecto.

2. Cheesecake arcoíris

Precalienta el horno a 176°C/350°F. Prepara la base moliendo galletas dulces de vainilla y mezclándolas con mantequilla blanda, una pizca de canela y azúcar blanco común. Prepara un molde desmontable, engrasándolo por dentro y cubriendo por fuera con tres o cuatro capas de papel de aluminio, pues la cocción al horno será en agua.

"Personaliza estos pasteles de colores con los tonos de acuerdo a la temática del evento o al favorito del agasajado, e incluso según la estación del año."

Te puede interesar: Un Pastel de Colores por Dentro

Aplana en la base del molde firmemente, y coloca dentro de una asadera de mayor tamaño llena con agua. Hornea por 10 minutos para cocinar la base, retira del horno y deja a temperatura de ambiente. Reduce la temperatura del horno a 160°C/325°F y continúa con el relleno del cheesecake de colores.

Bate 900 gramos de queso crema (queso blanco) hasta que se haga cremoso, unos 5 minutos. Agrega 1 taza de azúcar y bate 5 minutos más, para integrar. Incorpora después 1 cucharadita de esencia de vainilla, 1 pizca de sal, 1 taza de crema agria y 1 taza de crema de leche (nata líquida), lentamente para que todo se integre muy bien mientras sigues batiendo. Ya incorporado, añade 4 huevos de a uno.

Divide la preparación en 7 platos hondos en igual cantidad, y agrega unas gotas de colorante vegetal de uso gastronómico a cada uno, en los colores del arcoíris o en los que quieras (puedes dividir en menos cantidad, si quieres hacer un pastel de 2, 3 o 4 colores). Vuelca los rellenos, de a un color por vez, directamente al centro de la masa ya cocida. Cuando agregues el segundo, desplazará al primero. Sigue haciéndolo hasta rellenar la masa por completo, siempre volcando al centro. Agrega agua muy caliente a la asadera (cubriendo 3/4 de la altura del molde), y lleva al horno por 90 a 110 minutos, o hasta que lo notes bien cocido pero sin dorar. Deja enfriar antes de desmoldar este pastel de colores, y conserva en la nevera hasta el momento de servir.

Pasteles con colores por fuera

Nuestras siguientes recetas para hacer pasteles de colores mostrarán las tonalidades por fuera, con coberturas y glaseados asombrosos que podrás usar en cualquier bizcocho que quieras servir, con y sin relleno.

3. Pastel arcoíris volcado

Este bizcochuelo parecerá que tiene colores "derretidos" encima. Para hacerlo, prepara uno de base y deja enfriar. Ya listo, pica chocolate blanco (5 onzas o 150 gramos, aproximadamente, para un pastel de tamaño regular) y colócalo en un recipiente que soporte calor.

4 recetas para hacer pasteles de distintos colores. Cómo preparar pasteles coloridos. bizcochuelos caseros de distintos colores.

Combinando rellenos, colorantes de uso gastronómico y distintas cremas obtendrás pasteles de colores de lo más variados.

En una ollita, calienta 1/3 de taza de crema de leche o nata líquida, a la que agregarás 2 cucharadas de sirope de maíz (o almíbar, jarabe o el sirope que prefieras) hasta que casi comience a hervir. En ese punto, simplemente vuelca la crema sobre el chocolate, cubre con un plato o la tapa, y deja reposar 5 minutos.

Para integrar, mezcla en movimientos envolventes con una espátula, y divide esta ganache de chocolate blanco en 7 recipientes (o tantos como colores quieras). Añade unas gotas de colorante vegetal de uso gastronómico a cada recipiente, y por último, sólo ve volcando de a cucharadas sobre tu pastel, dejando que se escurra por los lados y se mezclen los colores por encima.

Puedes seguir el orden del arcoíris, crear figuras, o hasta hacer diseños rayando la ganache con escarbadientes y estecas de repostería antes de que el chocolate se haga demasiado firme. Para que tu glaseado de colores se aprecie mejor, primero aplica una cobertura blanca y aplana con una espátula.

4. Pastel con fondant de colores

La segunda propuesta para hacer pasteles con colores por fuera es usar fondant. Para ello, coloca 500 gramos de azúcar glas (impalpable, en polvo) en el vaso de la batidora o un bol, mientras hidratas 7 láminas o paquetes pequeños de gelatina sin sabor en unas 6 cucharadas de agua fría. Cuando se haya ablandado o disuelto, agrega 2 cucharadas de glucosa y 2 cucharadas de glicerina, mezcla bien y calienta unos segundos en el microondas o a baño maría para entibiar.

Incorpora 2 cucharaditas de mantequilla sin sal e integra bien, calentando unos segundos más si fuera necesario. Agrega esta preparación al centro del azúcar y bate a velocidad baja, o integra con una cuchara para lograr una pasta algo blanda, a la que irás agregando lentamente hasta 500 gramos de azúcar glas.

Nota: Si quieres hacer un fondant más duro, agrega 2 cucharaditas de CMC (polvo de tilosa) al primer bol de azúcar, y conserva siempre cubierto para que no se endurezca antes del tiempo necesario. Este es un buen truco si quieres hacer figuras de fondant. Cuando tenga la firmeza adecuada, pasa a la mesada espolvoreada con azúcar glas y termina de amasar a mano.

"Estas recetas para hacer pasteles de colores mostrarán las tonalidades por fuera o por dentro, ya sea con rellenos, coberturas o glaseados."

Divide la preparación en tantas porciones como colores quieras darle a tus pasteles de colores. Agrega unas gotas de colorante vegetal a cada uno (te recomendamos usar guantes para esta técnica) y amasa bien para lograr un tono parejo. Después, estira el fondant en tubos, uno junto a otro, y enrosca para hacer una tira de muchos colores.

Estira con el palote (entre dos planchas de papel de hornear espolvoreado con azúcar glas) y usa para recubrir los pasteles con colores, con un diseño genial y algo abstracto gracias al enroscado hecho previamente.