Cómo hacer mascarillas para pieles grasas

Cómo hacer mascarillas para pieles grasas. Mascarilla de soja y avena. Mascarilla de tomate, limón y avena.

4 mascarillas para pieles grasas.

Soja, avena, pepino, yogur... algunos de los ingredientes naturales de estas mascarillas que te ayudarán a mejorar el cutis graso.

4 mascarillas para pieles grasas

La piel grasa es antiestética, porque tiene algunas zonas brillosas como la barbilla, la frente o la nariz (estas dos últimas forman la conocida "zona T"). Además, es muy común que se formen puntos negros y granitos, que requieren de un tratamiento específico para que la apariencia general del rostro sea mejor.

Hay muchos ingredientes naturales que te pueden ayudar a embellecer el cutis, por lo que no está de más que aprendas cómo hacer mascarillas para pieles grasas.

Mascarilla de soja y avena

Ambos cereales son muy buenos para tratar la grasitud de la piel, y además, para controlar el brillo tan característico. La avena es uno de los ingredientes que no pueden faltar en tratamientos para pieles grasas, porque es un excelente exfoliante.

  • Para preparar esta mascarilla precisas harina de avena, aceite de soja y agua.
  • Vierte la harina en un recipiente y añade tres cucharadas de aceite. Mezcla hasta que se forme una pasta.
  • Luego, coloca agua de a poco mientras vas removiendo, para que se forme un preparado homogéneo y uniforme.
  • Coloca sobre la piel (recién lavada) y deja que actúe por 15 minutos más o menos. Limpia con agua tibia.

"La avena es uno de los ingredientes que no pueden faltar en tratamientos para pieles grasas, porque es un excelente exfoliante."

Te puede interesar: Cómo hacer mascarillas para piel grasa en tu propia casa

Mascarilla de pepino y limón

Esta mezcla es más que eficaz para combatir la piel grasa del cutis. Ambos ingredientes son excelentes para reducir la producción sebácea y limpiar todas las impurezas que causan granitos o puntos negros.

  • Para preparar esta mascarilla necesitas medio pepino, el zumo de un limón y una clara de huevo.
  • Pela el pepino y córtalo en rodajas. Colócalo en el vaso de la batidora y añade el zumo y el huevo.
  • Mezcla bien hasta que todos estén integrados.
  • Aplica la mascarilla en tu rostro y retira con agua tibia luego de 15 a 20 minutos.

Mascarilla de kiwi y yogur

Es ideal para las pieles grasas porque, por un lado, la fruta tiene propiedades astringentes para controlar el exceso de grasitud y eliminar las impurezas de la piel, y por el otro, el yogur sirve para suavizar el rostro y dejarlo terso.

  • Prepara esta mascarilla de manera pelando el kiwi y cortando en rodajas.
  • Coloca en el vaso de la batidora y añade dos cucharadas de yogur natural. Bate bien hasta que consigas una pasta compacta y homogénea.
  • Aplica en la piel limpia con movimientos circulares suaves y deja que actúe aproximadamente 15 minutos.
  • Retira con agua, y luego coloca una crema hidratante para pieles grasas si deseas mejores resultados.

Mascarilla de tomate, limón y avena

Este tratamiento es especial para las pieles grasas. El tomate ofrece vitaminas A y C, además de ser un antioxidante con muchos beneficios para el cutis, como el de reducir el aspecto grasoso.

  • Elabora esta mascarilla con 1 tomate, el zumo de un limón y una cucharada de avena.
  • Introduce todos los ingredientes en el vaso de la batidora y procesa hasta que formes una pasta homogénea.
  • Luego, aplica y deja que actúe por 15 minutos. Retira con mucha agua tibia. Lograrás que tu piel se vea suave pero no reseca.

"El tomate ofrece vitaminas A y C, además de ser un antioxidante con muchos beneficios para el cutis, como el de reducir el aspecto grasoso."