Guía para Preparar Gelatinas de Baño

Hay una nueva moda en el mundo del disfrute y la relajación, y son las gelatinas de baño. Estas pequeñas piezas coloridas pueden agregarse al agua de la tina o usarse directamente sobre la piel, con esponjas y guantes de baño, para dar color y diversión a la rutina de higiene diaria. También son un presente genial para un cumpleaños, un día especial, o simplemente porque sí.

Te puede interesar: Como limpiar nuestras esponjas de baño

Para prepararlas necesitas pocos ingredientes, puedes personalizarlos a tu gusto, y hasta hacer en cantidad para iniciar tu pequeño emprendimiento comercial. En sólo unos minutos de trabajo tendrás una buena cantidad para usar u obsequiar.

Lista de materiales y elementos

Necesitarás una olla mediana, uno o más contenedores aptos para el calor (uno por cada color de gelatina que quieras elaborar), tazas medidoras, una cuchara o espátula para revolver, el molde en el que las enfríes (usa moldes individuales para dar forma a cada pieza, o uno más grande para cada color, del cual recortes los trocitos en formas más divertidas), y frascos limpios y secos con cierre hermético donde conservarlas.

"Si eres vegano y no quieres usar gelatinas, reemplázalas por polvos de Agar o Konnyaku."

En lo que respecta a los ingredientes, necesitarás estas equivalencias. Multiplica según la cantidad que quieras hacer:

  • 1 sobre (7 gramos) de gelatina
  • 1 taza de agua (la del grifo está bien)
  • 60 cm3 de jabón líquido, el que prefieras
  • Opcional: aceites esenciales a gusto, adecuados para su uso en la piel.

Las gelatinas deben ser de buena calidad, para que tengan un mínimo aporte de ingredientes artificiales a la piel. Hay dos alternativas: usar las de cualquier sabor, que tienen colores llamativos, o las variantes sin sabor, para preparar gelatinas incoloras. Otra opción es agregar colorante para jabones, logrando tonos divertidos y personalizados.

Si eres vegano y no quieres usar gelatinas, reemplázalas por polvos de Agar o Konnyaku.

Preparación

Pon el sobre en polvo en un contenedor apto para el calor. Para hacer distintos colores, usa un molde para cada uno (recuerda multiplicar las cantidades de agua y jabón líquido según la cantidad de gelatinas que vayas a usar).

Agrega el agua en la olla y calienta hasta que comience a hervir suavemente. Añade el jabón líquido, mezcla bien y, cuando esté bien caliente, vuelca encima de la gelatina en polvo, revolviendo muy bien hasta disolver los cristales. Agrega los aceites esenciales, si vas a usarlos, y también incorpora en este punto los colorantes para jabones. Deja en el molde, o vuelca sobre los individuales. Deja enfriar a temperatura de ambiente en la mesada, y luego termina de enfriar en la nevera para que la gelatina solidifique.

Cómo usar las gelatinas de baño caseras. ingredientes para preparar gelatinas de baño en casa.

Con algo de paciencia puedes combinar gelatinas y usar moldes individuales, para hacer verdaderas obras de arte.

© Depositphotos.com/Vrabelpeter1

Cuando estén firmes, desmolda, corta en piezas, y almacena en contenedores plásticos o de vidrio de cierre hermético. Conserva en el refrigerador o en un sitio fresco, pues comenzarían a disolverse en climas calurosos.

Para usar las gelatinas de baño caseras, toma una pieza (o más) y agrega al agua del baño, o pon una parte en la esponja para aplicar directamente sobre la piel.

"Para usarlas, toma una pieza (o más) y agrega al agua del baño, o pon una parte en la esponja para aplicar directamente sobre la piel."