Truco para Mantener las Bebidas Frescas por Más Tiempo

Con el calor, ni bien encontramos el momento salimos a disfrutar del aire libre, ya sea en el jardín, en un parque o en donde sea, aunque siempre con un inconveniente: las bebidas no parecen querer mantenerse en una temperatura justa para refrescarnos. Por eso, aquí te contamos cómo hacer enfriadores de bebidas que te ayudarán a que cada sorbo sea gélido, justo para el disfrute en esos días de sol radiante.

Te puede interesar: Cómo Enfriar Rápidamente una Botella de Champagne o Vino

El poder del agua y la sal

Quizás ya sepas que, para mantener las bebidas frescas por más tiempo, no basta con tenerlas dentro de una conservadora que abrimos y cerramos constantemente, perdiendo frío en cada oportunidad. A menos que tengas una con algún tipo de abastecimiento del frío (eléctrica o a baterías), necesitas cargarla con agua, hielos y enfriadores que duren por más tiempo. ¡Y tenemos la mejor solución!

En lugar de simplemente colocar hielo como el que pones en tus bebidas, crea un compuesto que permita retener el frío. Y nada será más económico, simple y eficiente que el agua salada congelada.

"Cuando notes que ya quedan cristales de sal sin disolver, significa que esa cantidad de líquido ya no puede disolver más sal, y habrás llegado a la combinación justa."

Para poner en práctica estas ideas, sólo coloca agua caliente en un cuenco y agrega sal (gruesa o fina, la que tengas) mientras revuelves para disolver tanto como el punto de saturación permita. Esto es: cuando notes que ya quedan cristales de sal sin disolver, significa que esa cantidad de líquido ya no puede disolver más sal, y habrás llegado a la combinación justa.

Enfriadores para bebidas con agua salada

Aquí llega la parte divertida: hacer nuestros enfriadores caseros usando agua salada. Hay muchas maneras de lograrlo, incluyendo:

Coloca el agua salada en pequeñas botellas, llenando tanto como puedas y cerrando la tapa bien fuerte. Llévalas al congelador al menos un día antes, y úsalas para mantener la temperatura de tu conservadora.

¿No tienes botellas plásticas pequeñas?. Entonces completa pequeñas bombitas o globos de agua, también globos convencionales (usando poco líquido), guantes de látex y hasta bolsas con cierre a presión. Deja que se congelen y ponlas en la conservadora, o sino en un balde metálico, agrega un poco de agua, y coloca las botellas para mantenerlas a su temperatura justa.

¿Necesitas aún más frío?. Pon suficiente agua salada en tu conservadora (o en el objeto que uses para contener las botellas, las latas o lo que sea) sin superar la mitad de su volumen. Acomoda botellas o latas vacías, cada una en su sitio, y ponles peso encima. De esta manera marcarán su espacio en el líquido. Luego, congela durante toda la noche o todo un día (si la conservadora no cabe en tu freezer, usa contenedores más pequeños que luego puedas acomodar dentro).

Enfriadores de bebidas caseros. Métodos para crear enfriadores de bebidas en casa.

Llena globos o pequeñas bolsas con agua salada, y congélalas. Podrás usarlas para mantener el frío de la conservadora por más tiempo.

© Depositphotos.com/alexeys

Al día siguiente, quita los contenedores (agrega un poco de agua caliente dentro, usando un embudo, para “despegarlos” del hielo) y aprovecha estos huecos para colocar las bebidas y mantenerlas rodeadas con este hielo de larga duración.

Para que el frío dure más tiempo, recuerda dejar la conservadora a la sombra aprovechando al máximo la capacidad de estos enfriadores caseros para bebidas,  y que podrás reutilizar simplemente volviendo a congelar tantas veces como quieras.

"Coloca agua salada en pequeñas botellas, llenando tanto como puedas. Cierra la tapa bien fuerte y lleva al congelador. Luego, úsalas para mantener la temperatura de tu conservadora por más tiempo."