Receta de Chocolate de Té Verde

Para la merienda o simplemente para disfrutar de un bocado sabroso y saludable, este chocolate de té verde es una verdadera maravilla que combina el leve amargo del té con la elegancia del chocolate. Puedes servirlo con el café, o junto al postre, y será un sensacional agregado de color y sabor para tu mesa dulce.

Te puede interesar: Cómo preparar té verde

Lista de materiales e ingredientes

Para hacer una tanda generosa de este chocolate necesitas:

  • 2/3 de taza de crema de leche (nata para batir)
  • 600 gramos (unas +20 onzas) de chispas de chocolate blanco de buena calidad (o chocolate blanco de cobertura, bien picado)
  • 2 cucharaditas de esencia natural de vainilla
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 4 cucharadas de polvo de té verde, variedad matcha
En lo que respecta a los materiales, necesitarás:
  • Una olla pequeña
  • Un bol grande resistente al calor
  • Un plato o tapa para el bol grande
  • Un molde grande y con bordes de altura media
  • Papel de hornear
  • Una espátula resistente al calor
  • Cucharas y medidores, para preparar los ingredientes
  • Un cuchillo de buen filo
  • Un contenedor hermético

"Si no encuentras polvo de té verde en las tiendas, puedes tostar ligeramente hojas de este té orgánico, dejarlas enfriar, y pulverizarlas con un molinillo para café."

¿Dónde se consigue polvo de té verde?

Este polvo se adquiere en herboristerías, tiendas de alimentos saludables y en muchos mercados. Si no lo encuentras, puedes tostar ligeramente hojas de té verde orgánico, dejarlas enfriar, y pulverizarlas con un molinillo para café, o  usar un mortero e ir separando el polvillo con un tamiz de malla fina.

Este es el método más simple, pero si prefieres, también puedes hacer una decocción de las hojas, reducir el líquido, secarlo y molerlo, dependiendo de tu tiempo y de tus preferencias.

Preparación

El primer paso es hacer el chocolate. Si consigues chispas, vuélcalas en el bol grande, sino, pica la cantidad de chocolate blanco en trocitos tan pequeños como puedas, y ponlos en un bol.

Aparte, calienta la crema de leche en la ollita a fuego moderado-bajo, hasta que apenas comience a burbujear en los bordes. No debe hervir, sólo necesitas que esté bien caliente. Ya con buena temperatura, vuelca con cuidado por sobre el chocolate picado y cubre el bol con un plato o con su tapa. Deja reposar por unos 5 minutos.

Luego, comienza a integrar con la espátula, hasta que el chocolate y la nata se unan a la perfección. Si notas que hay trozos de chocolate aún sin derretir, dale más calor a baño María o en el horno de microondas, hasta que se incorporen en una crema suave, brillante y de aspecto absolutamente tentador. Añade la esencia de vainilla y la mantequilla, y mezcla para integrar. Por último, agrega 3 cucharadas del polvo de té verde (reserva una para después), y mezcla suavemente para que todo tome un brillante color verdoso, y un aroma sensacional.

Prepara el molde plano colocando papel de hornear por dentro, y vuelca la preparación. Aplana con el dorso de tu espátula y deja tan prolijo como puedas, y lleva a la nevera por 30 a 60 minutos, hasta que el chocolate enfríe por completo.

Bocadillo de chocolate de té verde. Receta para preparar chocolate de té verde casero. Preparación del chocolate de té verde casero

Usa esta preparación en rellenos, glaseados y coberturas, ¡como cualquier otro chocolate!

© Depositphotos.com/elenademyanko

Ya listo, desmolda fácilmente (gracias al papel de hornear) y corta en cuadrados, con formas o como quieras. Espolvorea con la cucharada de polvo que reservaste antes, y disfruta. Puedes conservar dentro de un contenedor de cierre hermético, en la nevera.

Estos bocaditos le darán a tu cuerpo todos los beneficios de la infusión, además de la delicia del chocolate. Córtalos en tamaños reducidos para facilitar el consumo y la guarda de este chocolate con té verde sabroso y adictivo.

"Puedes conservar el chocolate dentro de un contenedor de cierre hermético, en la nevera."