Qué hacer en caso de que un niño sea mordido por un animal doméstico

Ante la mordedura de un animal, lo importante es actuar con serenidad y hacer un seguimiento a la evolución del niño.

Cómo actuar ante una mordedura de animal

Cómo actuar ante una mordedura de animal

La mayoría de nosotros tenemos mascotas en casa, o algún conocido al que frecuentamos en familia.

Por lo general, los animales domésticos suelen ser buenos con los niños, pero en muchos casos los niños pueden enfurecerlos, provocando que los animales los muerdan.

Qué hacer en caso de que un niño sea mordido por un animal doméstico.
En caso de mordedura, siempre debes llevar al niño al hospital por precaución.

Lo primero que puedes hacer ante una mordedura, si la herida no es muy profunda, es lavarla con agua y jabón neutro, y luego cubrirla con una gasa. Una vez hecho este procedimiento, tienes que prestar atención a las actitudes de tu niño y a cómo evoluciona la herida, además de llevarlo al hospital donde puedan aplicarle la vacuna antitetánica.

Presta atención a tu niño, si ves que está raro, desorientado o tiene fiebre, llévalo inmediatamente a la emergencia. También si la mordedura se hincha, se pone muy colorada o causa dolor, incluso cuando el niño no se mueve o la ha tocado.

Siempre debes recurrir con urgencia al médico si la mordedura fuera en la cara, el cuello, genitales, cerca de alguna articulación, o si el animal que lo ha mordido no tiene la vacunación correspondiente contra la rabia.

En el caso de que lo haya mordido un animal de la calle, siempre recurre a la emergencia porque no conoces el estado de salud de ese animal.

Si no fuera un animal doméstico, lo mismo, debes consultar por teléfono con el médico qué hacer hasta que llegues al hospital.

'