Cómo guardar los prolongadores o alargadores sin que se enreden

Los alargadores o prolongaciones son muy útiles cuando necesitamos llevar corriente a lugares alejados de la casa o de un tomacorrientes. Pero de tanto trasladarlos el cable se va enrollando.

Guardar prolongadores o alargadores

Cuando tenemos los prolongadores llenos de nudos y con el cable completamente enredado, resulta muy dificultoso su uso.

Para que esto no ocurra hay un truco muy sencillo.

Truco para guardar los prolongadores sin enredarlos

La próxima vez que vayas a guardar tu prolongador, enróscalo alrededor de algún tubo (puede ser de papel higiénico, rollo de cocina, de esos en los cuales suelen venir botellas de vino, de telas, etc.) cuyo tamaño dependerá de la extensión del alargador.

Además, puedes marcar en el tubo el largo del prolongador, para saber cual te será útil al momento de necesitarlo.

La próxima vez que lo uses, podrás desenroscarlo sin problemas y estará listo para ser usado en solo segundos.

Cómo guardar los prolongadores o alargadores sin que se enreden

© Depositphotos.com/belchonock