Cómo Guardar los Papeles de Regalo

Escrito por: Eugenia

Este tipo de papel es muy útil para manualidades, y por supuesto, para hacer otros regalos. Veamos como guardarlos y así poder reutilizarlos.

Guardar papeles de regalo

Luego de alguna celebración probablemente tengamos una gran bolsa repleta de bellísimos papeles de regalo, que podemos reutilizar en futuras ocasiones, como en cumpleaños, aniversarios, o incluso para envolver esos presentes que trajimos de nuestras vacaciones. Y también, claro, podemos utilizar estos papeles de regalo en manualidades originales y espléndidas, por lo que si los guardamos de la forma correcta nos serán por demás provechosos.

Cómo Guardar los Papeles de Regalo

© Depositphotos.com/belchonock

Ideas para guardar los papeles de regalo. Cómo podemos reutilizar los bellísimos papeles de regalo recibidos luego de alguna celebración.

Ideas para guardar los papeles de regalo

Para guardar los papeles de regalo, primero los dividiremos en papeles más rústicos o convencionales, y en aquellos brillantes y finos. Los papeles brillantes no resisten el calor, por lo que haremos lo siguiente. Primero, los deslizamos repetidas veces por el canto de una mesa, para aplanarlos lo más posible, y luego los enrollaremos en torno a un tubo de cartón o plástico, como los del papel de fax o los rollos de cocina. Cuando enrollemos, iremos haciendo un poco de tirón para que se mantengan bien estirados y sin arrugas. Una vez colocados en torno al tubo, debemos cubrir con papel (de obra, el de la impresora, o incluso papel de seda) y fijar con cinta adhesiva, para evitar que se dañen.

Los papeles más convencionales pueden ser aplanados y guardados de igual manera, o bien los podemos estirar completamente. Para ello, haremos uso de la plancha. Con la temperatura más baja, colocaremos el papel con el diseño hacia abajo (entre dos hojas de papel blanco) y planchamos para eliminar las arrugas.

Una vez que esté bien liso el papel, lo podremos guardar entre dos planchas de cartón duro, en carpetas de cartón o acetato, o bien enrollados en torno a un tubo de cartón o de plástico, como explicamos anteriormente, para evitar que se arrugue y dañe. Una vez más, recubriremos el tubo de papeles con papel de madera o uno sin colores, fijándolo con cinta adhesiva para impedir su daño por el roce.

Te puede interesar: Cómo Empapelar las Paredes con Papel de Regalo

Con estos papeles ya estirados, lisos y libres de arrugas y restos de cinta adhesiva, podremos forrar cajas, carpetas, tarros, bandejas, o bien utilizarlos para decorar otros proyectos. La mejor manera de guardar los papeles de regalo es en un lugar seco y con poco movimiento.

También podemos adquirir una bolsa de moños premoldeados y colocarla cerca de estos papeles. Así, siempre tendremos a mano papel de regalo para nuestras manualidades y obsequios.