Truco para que los rieles de la cortina no se atoren

Retira el riel y frótela por todos lados con una pastilla de jabón. Vuelve a colocarlo en su lugar junto a las cortinas y éstas correrán sin dificultad.

Otra solución, es encerar los rieles.

Es conveniente repetir ambas soluciones cada tres meses (para recordarlo con facilidad, hazlo al comienzo o al final de cada cambio de estación), para evitar futuros atascamientos.

Es conveniente repetir ambas soluciones cada tres meses (para recordarlo con facilidad, hazlo al comienzo o al final de cada cambio de estación), para evitar futuros atascamientos.