Siempre lo recomendable para mantener los jabones elaborados artesanalmente es dejarlos en ambientes secos y sin mucha luz, pero en el caso de que esto no sea posible principalmente por el clima del lugar, existe una solución rápida para que se mantengan como nuevos por mas tiempo.

Para evitar que los jabones artesanales se opaquen y transpiren por el ambiente húmedo, se deben rociar con alcohol y envolver en plástico autoadherible para evitar que estén a la intemperie y pierdan su brillo.