Enseñándole a los niños los conceptos de día, meses, años, estaciones y horas

Como en todos los conceptos, el diálogo será importante para que tu hijo pueda aprender sobre el tiempo, los días, estaciones y horas. En esta nota algunos consejos.

Cómo enseñar el concepto de tiempo

Enseñándole a los niños los conceptos de día, meses, años, estaciones y horas.
Las horas del día es un concepto difícil de comprender para un niño. Enséñale con paciencia y mucho diálogo.

Conceptos para que aprendan los niños

Cuando los niños ya son grandecitos, comienzan a prestar atención a los días de la semana, los meses del año y las horas del día.

Estos son conceptos que se aprenden paulatinamente, luego de haber comprendido el orden del tiempo, lo más recomendable es comenzar con los días de la semana, los meses del año y los años y sus estaciones climáticas, para terminar con las horas, que son un concepto más complejo.

Enseñando los días, meses y estaciones

Para enseñarle los días de la semana, los meses y las estaciones a tu hijo, no te será difícil encontrar canciones y libritos que te ayuden en la tarea. Al igual como se hace con los momentos del día, intenta buscar algo significativo que pase diariamente para que lo anote en un calendario. Por ejemplo, de lunes a viernes va a la escuela, el sábado va a la plaza y el domingo se queda en casa.

En el calendario también puedes anotar junto con tu niño las fechas importantes, como los cumpleaños de la familia, navidad, vacaciones, etc.

Para comprender que pasa en cada mes, se pueden usar también las estaciones del año, entonces marcarán con diferentes colores cuándo es cada una, y le recordaremos cuando estén por cambiar. En ese momento, puede mirar en el calendario y comprobar cómo se ha modificado el clima o las plantas, por ejemplo.

El momento de enseñar las horas

Una vez que estos conceptos estén bien incorporados, puedes enseñarle a tu hijo las horas. Para esto, una buena opción es la tecnología, ya que siempre atrae a los niños. Busca algunos juegos en internet, o sino, arma con tu niño un reloj de sol en el patio de tu casa; busca un lugar donde el sol de justo al mediodía, y marca con algún elemento el punto en donde hace sombra. Luego, acérquense cada 15 minutos para ver cómo se va corriendo la sombra.

Pero por más divertido que parezca aprender la hora requiere que te armes de paciencia, ya que tu hijo debe comprender el uso de las 24 horas y leerlas en un reloj con agujas donde no están los números.

El dialogo con tu hijo es de mucha importancia para que conozca éstos y la mayoría de los conceptos.
'