Cómo encender el fuego cuando estamos al aire libre

Cuando estamos al aire libre o a campo abierto, es importante tomar todas las precauciones a la hora de encender el fuego, para evitar accidentes que pongan en peligro el medio ambiente.

Cuidados al hacer una fogata

Cuando estamos disfrutando al aire libre, debemos tener en cuenta la seguridad y protección, tanto la de nuestra familia, como también la del ambiente donde nos encontremos. Al momento de encender fuego cuando estemos campo abierto, debemos tener en cuenta muchos aspectos para evitar accidentes.

Cómo hacer fuego al aire libre

  • En primer lugar, debemos determinar la ubicación de la fogata. Debe tratarse de un espacio abierto, sin ramas ni árboles por encima, y sin vegetación alrededor. Una buena idea es contar con una pala o zapa para liberar un espacio circular, retirando vegetación y otros y dejando sólo tierra.
    Con la herramienta excavaremos un poco, para crear un hueco en el que haremos el fuego, y de preferencia rodearemos con piedras, para restringir el fuego y prevenir el escape de brasas.
  • Luego, colocaremos al centro los leños, intercalándolos con hojas secas y papeles si fuera necesario. Debemos evitar en lo posible utilizar combustibles, ya que podríamos poner en peligro la integridad del espacio ambiental al crear llamas demasiado altas o extensivas.
  • Los leños a utilizar para encender el fuego deben estar bien secos, y deben tener el tamaño adecuado. Troncos y trozos de madera que excedieran en largo la superficie preparada para la fogata podrían resultar peligrosos para nosotros y para el entorno.
    Es mejor llevar leños cortados o contar con un hacha o serrucho que nos permita darle el tamaño adecuado.
  • Es bueno contar con pilas de leños extra para ir alimentando la fogata a lo largo de la jornada, pero deben ubicarse a una distancia que nos asegure que no podrán encenderse bajo ninguna circunstancia.
  • Al retirarnos del lugar, es fundamental apagar completamente el fuego, ya sea con agua, arena o hasta extintores. Recuerda que una simple brisa puede ocasionar un peligro fundamental al medio ambiente. La seguridad debe primar en todas las actividades que emprendamos, ya sea en interiores o al aire libre.

"Al encender fuego, en primer lugar, debemos determinar la ubicación de la fogata. Debe tratarse de un espacio abierto, sin ramas ni árboles por encima, y sin vegetación alrededor."