Cómo elegir las hierbas y especias

A la hora de condimentar los platos no es cuestión de colocar lo primero que se nos venga a la mente. Veamos que hierba y especia es mejor para cada plato.

100% de votos positivos

Las hierbas y especias que utilizamos en la cocina diaria son los complementos ideales para nuestros platos y preparaciones. Ellas logran realzar los sabores de las recetas aún más simples y sencillas, con su sola incorporación al preparado. Para utilizarlas correctamente sólo debemos conocer algunos secretos para obtener su máximo provecho.

Cómo distinguir y elegir hierbas y especias

Hierbas y especias de base Estas hierbas son las que se complementan a la perfección con vegetales, legumbres y tubérculos, sopas y cremas, granos (como el arroz, los garbanzos, las lentejas y otros), y son las elegidas para condimentar rellenos de cocción prolongada. En este grupo podemos incluir el ajo (también el ajo seco y en polvo), la cebolla, la nuez moscada, la pimienta, y otras como el tomillo, la albahaca y el coriandro.

Hierbas y especias suaves y dulces También tenemos el grupo de las suaves y dulces, ideales para complementar preparaciones dulces, como postres, sopas dulces, y algunas ensaladas. Son las más apropiadas para acompañar o agasajar panificados y productos de pastelería, y también para la elaboración de mermeladas, dulces y compotas.
Este grupo incluye el anís y sus derivados, el hinojo, el eneldo, la canela, el cardamomo, la algarroba y la vainilla.

Hierbas y especias fuertes y ásperas El tercer grupo es el de las fuertes y ásperas, que resultan esenciales para realzar el sabor de platos más contundentes, como diversas carnes, verduras horneadas o estofados, o también arroces y preparados de legumbres y otros granos.
Entre las mismas incluimos a los picantes, como pimientos y pimientas varias, el comino, el perejil y el cilantro, la salvia, el romero, el laurel, el rábano (o los rabanitos), la mostaza, el clavo de olor, la cúrcuma y también algunas dulces, como el eneldo, la melisa, la mostaza o la nuez moscada.

Especias de relleno Por último, tenemos a las especias de relleno, que logran ensalzar el sabor de todo tipo de platos, cuando las utilizamos en su justa medida y combinación.
Entre ellas, las más utilizadas son el clavo de olor, el jengibre, el hinojo, y el cardamomo. Logran complementar platos dulces o salados por igual, pero han de utilizarse en cantidades muy reducidas.

Como reglas generales, debemos saber que las hierbas y especias deben ser utilizadas en cantidades relativamente pequeñas, de modo que complementen el sabor del plato, sin restarle protagonismo. Además, debemos recordar que si la cantidad fue insuficiente, podremos agregar más al finalizar el preparado, e incluso en el plato.

"Se debe recordar que si la cantidad fue insuficiente al momento de hacer la preparacion, podremos agregar más al haberlo finalizado, e incluso en el plato."