Cómo Distinguir los Cables según el Color

Aprende a reconocer para qué sirven los colores de los cables. Ten presente el código de uso para evitar accidentes.

Colores de los Cables Eléctricos: ¿Cómo Identificarlos?

Los colores de los cables siguen una norma de uso

Dentro de un conducto eléctrico puede que nos encontremos con cables simples de dos canales, o con un gran manojo de distintos colores

Código de Colores de los Cables de Electricidad

Los colores de los cables no responden a un asunto estético, sino que cada tono es un código que indica un uso específico, por ello también es recomendable utilizar cinta aislante de igual color, por prevención.

Este es el significado de los colores de los cables eléctricos:

Verde y amarillo: Es el cable de toma a tierra. Antiguamente se utilizaba el gris o blanco, pero para evitar confusiones, se reemplazó  por este tono bicolor más llamativo.

Azul: Es el neutro. Hasta 1970 se utilizaba el rojo; revisa los cables de este color antes de utilizarlo.

Marrón / Café / Negro: Es el cable de fase, aunque también puede ser gris, según la estética del aparato que lo luzca. Anteriormente se utilizaba el verde, por lo que si hallas uno de ese tono, será mejor que lo revises antes de usar, ya que puede estar reseco o roto.

"Siempre utiliza guantes y elementos de prevención cuando manipules cables eléctricos."

Cables y colores: ¿Qué podemos encontrar?

Dentro de un conducto eléctrico puede que nos encontremos con cables simples de dos canales, o con un gran manojo de distintos colores. Si el de dos conductos (positivo y negativo, permitiendo la circulación de la electricidad), poseen igual color, se trata de una disposición indistinta. Por ejemplo, si quisieras prolongar el cable eléctrico de una lámpara, verás que no posee una clasificación de colores. Esto significa que es indistinta la colocación de uno positivo y otro negativo. Si hubiese códigos de colores, síguelos al pie de la letra.

Un cable debe tener dos canales, uno positivo y el otro negativo. Simplifiquemos la explicación diciendo lo siguiente: por uno de los canales la electricidad "entra", y por la otra "sale". Por ello, toda instalación debe poseer estos dos canales conectados, en lugar de uno sólo.

Puede que halles un tercer cable en el conducto, que pareciera no tener propósito alguno. Muy probablemente sea el cable de descarga o toma a tierra, el cual permite la circulación de la electricidad en caso de contacto accidental. Los pararrayos, por ejemplo, poseen un conducto que atrapa la electricidad y la libera a la tierra, evitando su condensación en casa. La toma a tierra cumple con igual propósito.

Prevención al trabajar con cables

Cuando necesitamos reparar un interruptor, cambiar un tomacorrientes, o realizar instalaciones de tipo eléctrico en la red de nuestro hogar, lo mejor es contratar a un profesional especializado en el asunto, para no correr riesgos innecesarios y asegurar así un buen trabajo. De todos modos, si quieres adentrarte en la tarea toma previamente las medidas de prevención adecuadas, teniendo en cuenta el código de colores de los cables que ya vimos, para no cometer errores.

Al trabajar con materiales e instalaciones eléctricas, asegúrate de hacerlo con suficiente luz solar y linternas a mano. Siempre lo primero es cortar el paso general de luz, bajando las llaves de la caja. Si estás solo en el hogar, hazlo y luego comienza la tarea. Si hay más personas en casa, da el aviso de que nadie más active el paso de electricidad mientras estés en la labor.

"Los cables de colores no responden a un asunto estético. El color es un código que indica un uso específico."

Utiliza guantes y elementos de prevención cuando manipules cables eléctricos: recuerda que la estática también puede dañarte, y utiliza cintas aisladoras a discreción para recubrir los que queden libres.

Siempre recuerda los colores de los cables para identificar positivo y negativo, y ten presente estos consejos para prevenir accidentes eléctricos en el hogar.

Seguir