Cómo disfrutar de una montaña rusa

Subir a una montaña rusa es una de las experiencias más impresionantes del parque de diversiones. Te enseñamos cómo relajarte y disfrutarla al máximo, sobre todo si es tu primera vez.

Cómo disfrutar de una montaña rusa

Cómo perder el miedo en el parque de diversiones

Llegamos al parque de diversiones, hay un centenar de atracciones pero siempre hay un protagonista, o una protagonista para ser más exacto. Si en el parque hay una montaña rusa, lo más seguro es que las filas más largas las encuentres allí.

Si eres de las personas que siente pánico por este tipo de diversiones, no te sientas decepcionado, a continuación te damos algunos trucos para que le pierdas el miedo a este seguro dispositivo de diversión extrema.

"No pienses en los datos impresionantes de la montaña rusa, trata de distraerte pensando en lo que vas a hacer al día siguiente o concéntrate en lo que hay alrededor."

Trucos para disfrutar de una montaña rusa

Es importante que sepas que las probabilidades de que una montaña rusa certificada tenga un problema que pueda causar algún tipo de lesión es de 3.555.857 a una, así que a nuestro parecer es bastante seguro. Si tienes este número presente, tal vez se te alivie un poco el nerviosismo.

Desde que decidas subir a la montaña rusa, comienza a respirar calmada y profundamente, sin mucha fuerza, para híper oxigenar poco a poco el cerebro, dando una sensación de relajación.

No pienses en los datos impresionantes de la montaña rusa, trata de distraerte pensando en lo que vas a hacer al día siguiente o concéntrate en lo que tienes a tu alrededor, de esta forma evitarás que la respiración se agite y aumente la presión sanguínea, que da como consecuencia la excitación de los sentidos.

Si es la primera vez que te subes a una montaña rusa, te recomendamos que cierres los ojos, de esa forma el cuerpo no notará los efectos visuales que utilizan las empresas constructoras para aumentar los síntomas de vértigo; la vista es un elemento importante en la industria del miedo.

Una vez que comiences el recorrido, imagínate que estás soñando y que vuelas libremente, trata de distraer la mente del recorrido y no busques con la mirada el final del camino, ya que esto solo alargará tu sensación temporal y se te hará eterno.

"Una vez que comiences el recorrido, imagínate que estás soñando y que vuelas libremente, trata de distraer la mente del recorrido."

Si justo antes de subir a la montaña rusa sientes muchas nauseas, te recomendamos que no subas. Si no es así, utiliza estos trucos y seguro la pasarás muy bien; verás que una vez que hayas bajado te sentirás mucho más aliviado y podrás subir más seguro en la siguiente oportunidad.

Escrito por: Evelyn

Gracias por leer Cómo disfrutar de una montaña rusa, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días.

Comparte

Tú opinión

Esta nota te fue útil?

Seguir