Cómo hacer para descorchar un vino

Desde tiempos inmemorables el vino ha sido un protagonista que nunca falta en las mesas y reuniones cotidianas, y una muestra clara de ello lo constituye el ritual del brindis, practicado desde épocas milenarias para resaltar una ocasión especial.

Descorchar un vino también implica todo un ritual, y mientras para algunos constituye una tarea bastante tediosa, para otros es un trabajo sencillo y un placer comparable incluso con la degustación.

"Al momento descorchar un vino, la botella debe ponerse en posición vertical y no se debe mover en absoluto, o al menos, moverla lo menos posible."

Aquí te indicamos algunas sugerencias a la hora de destapar un buen vino

  • En primer lugar, la botella debe ponerse en posición vertical y no se debe mover en absoluto, o al menos, moverla lo menos posible. De esta manera evitamos que cualquier tipo de poso o sedimento pueda enturbiar el vino al revolverse por el movimiento.
  • Posteriormente procedemos a quitarle la cápsula que recubre el corcho. Para ello con un cortacápsulas o, en su defecto, con un cuchillo, cortamos por el borde de la cápsula (que puede ser de distintos materiales: plástico, plomo, etc.) todo a su alrededor y haciendo una circunferencia, justo por debajo del "gollete" del cuello de la botella, para evitar el contacto con el vino.
  • Luego levantamos la cápsula para acceder al corcho. Siempre procurando no agitar la botella, procedemos luego a insertar con suaves movimientos el descorchador, hasta llegar al tope del tirabuzón del mismo.
  • Con cuidado destapamos el vino, haciendo una ligera presión con la botella sobre la mesa y tirando del sacacorchos hacia arriba . Siempre se debe girar solamente el sacacorchos para destapar.
  • Por ultimo, una vez destapada la botella, limpiamos el cuello con un paño para quitarle los restos de corcho que puedan haber quedado.

Si la botella es un reserva o gran reserva, se debe abrir entre 10 y 15 minutos antes de consumirlo.