Desarrollo y crecimiento del bebé a los 13 meses

A los 13 meses, tu bebé comenzará a caminar, y ello conlleva mayor atención y momentos de negociación.

La educación de tu bebé de 13 meses

13 meses: A caminar

A los 13 meses, es probable que tu bebé ya camine. Si no es el caso, no entres en pánico, no es nada grave y no le exijas lo que todavía no quiere o no puede hacer. Al caminar, tu hijo gana autonomía, su carácter se afirma un poco más cada día y su actitud también sufre modificaciones.

Desarrollo y crecimiento del bebé a los 13 meses.
A los 13 meses, tu bebé comienza lentamente la etapa del "No", y la fase de oposición que va a desarrollarse plenamente entre los 2 y los 4 años.

¿Te imaginas? Puede ir a donde quiera sin tu ayuda (o por lo menos él lo piensa así). Sitios de la casa que sólo visitaba contigo ahora resultan accesibles... y tu bebé quiere que le reconozcan sus derechos poniéndose un poquito cabeza dura.

Podrías jurar que comprendió tu orden, pero tu bebé hizo como si no entendiese...varias veces al día.

La etapa de los "no"

A esta edad, comienza lentamente la etapa del "No", y la fase de oposición que va a desarrollarse plenamente entre los 2 y los 4 años. Por su seguridad, empieza a ponerle límites claros y aprende a negociar con él. La etapa de oposición es suya y no tuya, tú sabes negociar y la mayoría de las veces obtendrás un "no" que quiere decir "si".  (¿Vamos a jugar al parque? tu bebé dice "No" y corre a buscar su abrigo o sus juguetes para ir).

Muchas mamás tienden a golpear las manitas de su bebé para que "entienda". Esto no es necesario, ya que con ese gesto lo humillas, lo avergüenzas y lo castigas innecesariamente.

Una reconocida psicoanalista francesa, especializada en educación infantil, decía que en casa, papá y mamá eran reyes, pero los hijos son sus invitados de honor. No puedes comportarte con tu hijo de un modo que no lo harías con un invitado de honor, aún si este invitado tiene conductas que desapruebas.

El bebé de 13 meses: límites y precauciones

Los límites y las reglas de la casa deben ser explicados a tu bebé. Se hablan y se inculcan tantas veces como sea necesario, y es un trabajo que deben realizar tanto mamá como papá.

La etapa de la marcha implica tanta energía que el aprendizaje de la lengua queda un poco en segundo plano. No obstante, seguramente tu bebé ya dice "papá", "mamá", "pan", su nombre y alguna que otra palabra, además de comprender muchísimas más.

Si ya habías considerado imprescindible cuidarlo de muchos peligros, ahora tu atención debe estar más vigilante. Ten mucho cuidado con dejar puertas abiertas, porque no sería la primera vez que un bebé gana la calle o el jardín, si vives en una casa, o el balcón, si vives en un apartamento. Si tienes piscina en tu casa, debes tener todas las protecciones necesarias desde el momento que aprendió a gatear; también allí se producen accidentes inesperados.

'