Desarrollo y comportamiento del bebé a los 7 meses

A esta edad, el bebé comienza a mantenerse erguido y a hacer sus primeras travesuras. Te contamos todo sobre tu hijo en esta etapa de su vida.

¿Cómo es el bebé a los 7 meses?

Tu bebé de 7 meses

A los 7 meses, tu bebé crece y realiza progresos a diario. Ya se mantiene sentado, toma fácilmente los juguetes que lo rodean, come de la cuchara, balbucea... ¡Cuántos cambios!

Tu bebé adora estar sentado pero esta posición también lo fatiga, es un gran esfuerzo para él mantenerse en esta posición y controlar su cuerpo que aún se balancea en todas las direcciones. También adora que lo mantengas, por breves instantes, en posición de pie y sus piernitas están cada vez más fuertes.

Cuando está acostado gira sobre si mismo, cada vez con mayor destreza, eleva su torso apoyándose en los antebrazos y trata, torpemente, de hacerlo cuando, estando sentado, cae para atrás. Cuando está boca abajo trata de comenzar a gatear retrocediendo, empujándose con los brazos, está preparándose para hacerlo y pronto comenzará.

Las primeras travesuras

Te habrás dado cuenta de lo necesario que es estar más que atenta. No puedes dejarlo un instante si está sobre una superficie plana (cama o mesa donde lo cambias) porque gira con una facilidad y rapidez asombrosa, y porque su agilidad y su psicomotricidad se desarrollan a un ritmo vertiginoso y puede, también, tomar un objeto con una mano para sostenerlo con las dos manos y volcarlo sobre si mismo.

Es muy común a esta edad los accidentes con el talco y muchos bebés han debido ser socorridos en las guardias hospitalarias por ahogos, debido a la aspiración de este artículo de toilette.

También es a los siete meses que tu bebé comenzará a tirar los objetos al suelo. Debes saber que esta actividad es muy importante en su desarrollo psicológico porque tu bebé está aprendiendo que los objetos continúan existiendo a pesar de que no los ve. Si eres una mamá que trabaja fuera de la casa, esta dramatización también le sirve para internalizar tu regreso, aprende que ahora no estás ahí pero que luego aparecerás. Es el momento de comenzar a jugar a las escondidas con un pañuelo, toalla o lo que sea y esconderte para reaparecer sonriente y esconderlo a él, a su turno.

Sonidos y comunicación

A los siete meses tu bebé ya reconoce nítidamente los sonidos y de donde provienen, también conoce su nombre. Continúa ensayando el lenguaje y trata de imitar no sólo sílabas sino también las inflexiones de voz. Es el famoso "parloteo" de los bebés.

Si bien, la ciencia ha demostrado (en un estudio muy interesante de la Universidad de Lyon, facultad de Ciencias de la Educación) que se aprenden los fonemas de la lengua materna durante la gestación, los bebés aprenden a hablar cuando los adultos le hablan.

Debes conversar con tu bebé, no sólo para que aprenda el nombre de los objetos, sino para que aprenda a construir frases y a comunicarse.

Es en este séptimo mes que puedes proveerte de libros de hojas duras, con imágenes simples y comenzar a narrar historias a partir de las imágenes, verás que adora dar vuelta las páginas, aunque no hayas terminado la historia. Elige libros con dibujos o fotos bien coloridas y lo más resistentes posibles (algunos son plastificados a prueba de agua, mordiscos y todo tipo de maltrato).

Como ya has notado, o notarás, tu bebé conoce cada vez mejor el mundo que lo rodea y está preparando la crisis de los ocho meses (crisis de separación) por eso, ya no es tan fácil dejarlo al cuidado de otra persona. Te adora y no soporta la separación.

Alimentación de un bebé de 7 meses

El apetito de tu bebé de 7 meses también continúa desarrollándose. Ya puede comenzar a comer féculas y puedes incorporar, en pequeñas cantidades, pescado (la elección del tipo de pescado varía con las diferentes regiones, consulta con tu pediatra sobre cuál es el pescado apropiado en el lugar donde vives, recuerda que hay pescados de río que tienen un contenido muy alto de grasa). También, a los siete meses, puedes comenzar a incorporar pequeñas porciones de queso blanco y la costra dura de un pan.

Presta atención con este último punto. En el caso del pan, debes desechar toda la miga porque, al no tener dientes para triturarla, hacen una bola con la que se pueden ahogar. En el desgraciado caso que te suceda un accidente de este tipo, debes tomar a tu bebé rápidamente por los tobillos, darlo vuelta y golpear su espalda para expulsar el bolo alimenticio que lo está atorando.

También puedes incorporar una yema de huevo muy bien cocida (¡Jamás cruda o apenas hervida!) y una pizca de manteca en su puré.

Menú básico:

A los siete meses tu bebé come:

- Desayuno: biberón de 240 ml. aproximadamente, quizás con un poco de cereal especialmente hecho para los biberones de los bebés.

- Almuerzo: 180 gr. de legumbres, 20 gr. de carne, un producto lácteo o fruta

- Merienda: un producto lácteo o jugo de frutas, un bizcocho para bebés.

- Cena: un biberón de 240 ml. con un poco de cereal.

"A los siete meses tu bebé ya reconoce nítidamente los sonidos y de donde provienen."

'

"Tu bebé conoce cada vez mejor el mundo que lo rodea y está preparando la crisis de los ocho meses."

El postre lácteo y la fruta son siempre en alternancia: si tomó el postre lácteo al mediodía, para la merienda debe consumir frutas, si por el contrario tomó frutas al mediodía, debe consumir un postre lácteo para la merienda, para tener un menú equilibrado. Siempre trata de endulzar poco y con un producto natural como la miel.