Desarrollo del bebé y el embarazo durante la semana 30

En esta etapa, es momento de ir al medico para la tercera y última ecografía. Es importante evitar disgustos y cuidar de la presión alta.

Semana 30 de embarazo

Desarrollo del bebé y el embarazo durante la semana 30
En la semana 30 tu abdomen ya casi habrá llegado a su tamaño máximo. De este modo, tu útero puede llegar a superar a tu ombligo en casi 12 cm.

El embarazo en la semana 30

En la semana 30 de embarazo (32 semanas de última menstruación), seguramente realizarás la tercera ecografía, y también el último encuentro con tu bebé hasta su nacimiento. Podrás constatar hasta qué punto ha cambiado desde la última ecografía.

Tu abdomen ya casi habrá llegado a su tamaño máximo. De este modo, tu útero puede llegar a superar a tu ombligo en casi 12 cm., y como el bebé ya habrá comenzado a descender, tu caja toráxica volverá a tener un poco más de espacio y estarás menos agitada que las semanas anteriores.

Con el objetivo de no provocar un nacimiento prematuro, no permanezcas mucho tiempo de pie. Trata de no levantar objetos pesados y también evita discusiones o disgustos que puedan provocarte estrés (a muchos no podrás evitarlos, pero trata de minimizar los conflictos de baja intensidad).

Si observas una hinchazón anormal de los pies, de las manos o de tu rostro, contacta a tu médico porque pueden ser indicios de una preclampsia (complicación del embarazo producida por presión arterial alta).

Desarrollo del bebé

En esta semana tu bebé llega a medir aproximadamente 37 cm. y a pesar alrededor de 1,800 Kg., sigue su camino descendente apoyándose aún más sobre tu perineo. Si aún no tiene su cabeza hacia abajo, algunos médicos proponen darlo vuelta, haciendo manipulaciones sobre el abdomen.

Si tu bebé es un varoncito, en esta semana, sus testículos descienden hacia las bolsas, si por el contrario, es una niñita, los ovogonios se transforman en ovocitos de primer orden.

Tercera y última ecografía

Es el momento de la tercera y última ecografía, llamada ecografía biométrica. Esta ecografía te permite un último chequeo de tu bebé antes del nacimiento. Tiene como objetivo principal verificar sus movimientos, su respiración, su posición, pero también el estado de la placenta y del cordón umbilical, calcular su peso y la cantidad de líquido amniótico.

Lamentablemente, tu bebé ya está tan grande que no podrás tener una visión entera... tendrás que esperar al nacimiento.

Si tu médico lo juzga necesario, podrás comenzar tu licencia por maternidad ya que él puede prescribirla. Normalmente el tiempo de reposo previo al parto es de seis semanas, pero puedes hacerlo de ocho semanas si piensas que lo necesitas.

Por supuesto, el médico debe justificarlo tal como lo hace para una licencia por enfermedad.

'