Consejos para Derretir Chocolate

El chocolate es un producto muy delicado para derretir. Hay que hacerlo en su punto justo y siempre prestando mucha atención al procedimiento, para evitar quemarlo o que se formen grumos.

Te puede interesar: Cómo Templar el Chocolate

En primer lugar, debemos destacar el chocolate cobertura, que suele usarse para hacer bombones y huevos de Pascua, se debe derretir sin ningún agregado, ya que no acepta ni una gota de otro liquido. Si se mezclara con otros ingredientes se cortaría. Por su parte, el común o de taza si se puede fundir con un poco de líquido (como agua, leche o manteca), pero mezclando todo desde el principio.

Finalmente, si vas a derretir chocolate blanco debes saber que es más delicado. No le pierdas la atención en ningún momento ya que se suelen quemar con mucha facilidad.

"La manera tradicional de derretir el chocolate es a baño María. Lo mejor es comenzar con pequeñas cantidades, para luego ir aumentando la proporción a medida que conozcamos el punto justo."

Video: Cómo Hacer Chocolate en Rama

El chocolate en rama es una de las presentaciones más atractivas de esta dulzura, y prepararlo en casa es extremadamente sencillo. Mira los pasos en este video.

A continuación, te damos 2 métodos fáciles para derretir chocolate: a baño María y en microondas.

Derretir chocolate a baño María

La manera tradicional de derretir chocolate es a baño María. Es sencillo si prestamos mucha atención al proceso. Lo mejor es comenzar con pequeñas cantidades, para luego ir aumentando la proporción a medida que conozcamos el punto justo.

Para que sea más fácil lo mejor es cortarlo previamente en trozos, así se fundirá mucho más rápido. Recuerda no ponerlo sobre el recipiente ya caliente porque se podría quemar, mientras que el agua de la olla inferior no debe alcanzar el punto de ebullición.

Durante el baño María no debemos usar tapa, ya que condensaría gotas de vapor y caerían sobre el preparado, formando grumos indeseados y afectando el resultado. Ademas, es conveniente no revolverlo hasta que no se haya fundido por completo, y luego hacerlo con movimientos suaves, siempre con cuchara de madera.

Si el chocolate se ha quemado y se han formado grumos será muy difícil recuperarlo: se puede añadir algunas gotas de aceite para intentar disolverlos, pero no es un método totalmente eficaz.

Derretir chocolate en el microondas

Derretir el chocolate en el microondas es sencillo, pero también se puede transformar en una catástrofe si no tenemos en cuenta algunas pautas importantes.

Para fundir chocolate en microondas debemos cortarlo en trozos y colocarlo dentro de un recipiente apto para este artefacto. Luego, lo calentaremos unos 30 segundos a temperatura media (50% de potencia). Retiramos, mezclamos y volvemos a introducir otros 30 segundos, repitiendo la operación tanta veces como sea necesario para alcanzar el punto deseado.

No es conveniente colocar todo el tiempo de una vez, ya que si nos pasamos en la temperatura solo lograremos quemarlo y no servirá más. Además, cada microondas calienta a una temperatura diferente, por eso es necesario hacerlo en periodos cortos e ir controlando el proceso.

Ten en cuenta que el tiempo dependerá en gran medida de la cantidad que coloquemos dentro del recipiente, cuanto más trozos haya, mas tardará en derretirse.

"Nunca debe derretirse a una temperatura mayor a los 45º, ya que esto ocasionaría que se queme y no podríamos volver a recuperarlo."

Tips importantes al derretir chocolate

  • El chocolate para cobertura no acepta ningún tipo de agregado, mientras que el común de taza se puede mezclar con agua, leche o manteca.
  • Nunca debe derretirse a una temperatura mayor a los 45º, ya que esto ocasionaría que se queme y no podríamos volver a recuperarlo.
  • El chocolate blanco es muy delicado y necesita de una temperatura menor que el de color.
  • Si nos sobra y no se ha quemado, se puede volver a fundir y utilizar tantas veces como sea necesario.
  • Al preparar chocolate derretido para una torta, le darás mucho mas sabor si añades unas gotas de café mientras lo fundes. De paso, evitarás que se pegue a la olla.
  • Si vas a preparar una fondue, una gran idea es mezclar varios tipos de chocolate (blanco, negro, amargo, etc.), ya que potenciarás mucho el sabor. Otra opción es agregarle unas gotas de licor.

Con estos dos métodos fáciles obtendrás un chocolate derretido con el punto justo, logrando preparaciones exquisitas y con la mejor presentación.