Tradicionalmente, la decoración del hogar se modifica en el cambio a las estaciones cálidas y frías, y también para la época de Navidad y Fin de Año. Sin embargo, hay quienes eligen hacer una decoración complementaria a otras épocas del año, como sucede durante las Pascuas.

Te puede interesar: Cómo hacer Huevos de Pascuas de Azúcar

Colores de la decoración en Semana Santa

Según las nociones de la liturgia cristiana, el color morado es el color de la penitencia y la meditación. Por ello, este color debe estar presente en la decoración del hogar en Semana Santa, en elementos como en muebles, y objetos funcionales y decorativos. Entonces, podemos complementar los ambientes con platones en los que luzcamos cuatro huevos pintados de color morado, para atraer la paz y la meditación de esta época de perdón.

"Como se trata de un tiempo de tranquilidad, meditación y regocijo, la decoración debe evitar los elementos estridentes."

Intentaremos que la decoración hogareña en Semana Santa sea apacible y tranquila. Puedes priorizar, como dijimos, el color morado, acompañado de tonos tierra, beige, amarillos y colores pasteles y claros.
Los tonos verdes son ideales para complementar esta decoración. Podemos colocar almohadones en nuevas fundas, o bien reemplazar las cortinas o los sobre cortinas para adaptarlas a esta tonalidad particular.

Objetos para decorar el hogar en Pascuas

Como se trata de un tiempo de tranquilidad, meditación y regocijo, la decoración debe evitar los elementos estridentes, los colores chillones y los objetos agresivos o incitadores de confrontaciones. Por ello, mantendremos fuera de la vista los papeles de negocios, los elementos decorativos bélicos (armas antiguas o modernas, elementos de cuchillería tradicional y demás) y todo tipo de objetos que se asocien con la violencia o agresividad.

Para decorar nuestro hogar en Semana Santa, no deben faltar los elementos religiosos. Nacimientos y pesebres son útiles, y también las cruces, los rosarios, las imágenes (estampitas y otros), además de lucir una Biblia en la sala de mayor tránsito de personas, para renovar la fe a cada momento.

Si hubiera niños en la casa, la decoración puede ser menos solemne. Podemos complementar con huevos pintados de colores, y también con algunas figuras de chocolate a la vista. Los conejos y gallinas modelados son buenos elementos decorativos. También las flores secas y las varillas de madera son alegres y útiles para la decoración de Semana Santa y de la Cuaresma.

"Para decorar nuestro hogar en Semana Santa, no deben faltar los elementos religiosos."