Cómo cuidar el cabello en invierno

Consejos para lucir un pelo radiante, brillante y saludable en invierno.

Tips para cuidar el cabello en invierno.

Unos pequeños consejos para lucir un pelo radiante, brillante y saludable en invierno.

Cuidados del cabello en invierno

El invierno es la época ideal para lucir una cabellera espléndida, aprovechando que tenemos una menor exposición al sol y a elementos nocivos, como el cloro de las piletas.

Como nutrir y cuidar el cabello en invierno

Nutrición:

  • En invierno solemos usar más el secador y la planchita, por lo que debemos asegurarnos de dar un buen cuidado y nutrición al cabello.
  • Si te es posible, no lo laves a diario, para que se mantenga más humectado y cuidado.
  • Dos a tres veces al mes, lávalo con productos capilares enriquecidos con componentes caseros, orgánicos y muy saludables, como manzanilla seca molida, claras de huevo (para cabellos grasos) o yemas de huevo (si tu cabello es seco).

"En invierno solemos usar más el secador y la planchita, por lo que debemos asegurarnos de dar un buen cuidado y nutrición al cabello."

Te puede interesar: Cómo Cuidar el Cabello en Vacaciones

Brillo:

  • Luego del enjuague, puedes aumentar el brillo natural de tu cabello agregando una mezcla de agua con vinagre blanco, dejándola reposar y enjuagando luego con agua tibia o fría.
  • Usa vinagre de manzana o de alcohol, para que el aroma no perdure en tu cabello, y recuerda hacer el último enjuague con agua fría o apenas tibia, para elevar el brillo.
  • También puedes agregar un poco de perejil picado al enjuague, para dejar tu cabello más vistoso y saludable. Para resaltar los reflejos dorados y rubios en el cabello natural, usa un poco de vodka luego del enjuague.
  • Recuerda masajear tu cuero cabelludo durante la ducha, para activar el flujo sanguíneo y mejorar la irrigación de esta zona. Así, tu pelo se fortalecerá, y nacerá nuevo vello sano y fuerte, lleno de vida.

Cabello seco:

  • Si tu cabello es demasiado seco, durante el invierno debes humectarlo aún más.
  • Puedes utilizar cremas y mascarillas nutritivas comerciales o caseras. Una buena receta es realizarla con la yema de un huevo, aceite de almendras y jugo fresco de limón.
  • Dejar actuar esta mezcla durante unos minutos, y luego enjuagar.

Cabello graso:

  • Si en cambio, tu cabello es graso, puedes minimizar los lavados y aplicar jugo de limón después del acondicionador, para aclararlo.
  • También, hacer una solución con hojas de ortiga hervidas en agua limpia.
  • Cuando esta infusión enfríe, agregar aceite de ricino, y aplicar con un algodón sobre el cuero cabelludo antes de ir a dormir, para controlar la grasitud del cabello, una a dos veces por semana, y previo al baño matinal.

"Luego del enjuague, puedes aumentar el brillo natural de tu cabello agregando una mezcla de agua con vinagre blanco."