Cuidados del Coche en Invierno

Cuando el invierno encrudece, el automóvil requiere de cuidados especiales. Sigue estos consejos para usarlo sin problemas a pesar de la nieve y el hielo.

Cuidados del Coche en Invierno

Tips para cuidar el coche en invierno. Consejos de cuidado del coche en invierno. Cómo cuidar el coche del hielo y la nieve
Estos cuidados para el coche en invierno te ayudarán a evitar que la nieve y el hielo impidan su uso.

© Depositphotos.com/Multiart

Cómo Cuidar el Coche de la Nieve y el Hielo

¿El frío se está convirtiendo en un problema para cuando quieres conducir? ¿El parabrisas y las ventanas parecen un castillo de hielo? ¿No logras ni siquiera meter la llave en el cerrojo sin que el hielo se interponga? ¡Tenemos buenas soluciones para darte! Sólo ten en cuenta estos consejos de cuidado del coche en invierno, ¡y problema resuelto!

El problema con el hielo

El hielo y la nieve pueden ser un inconveniente mucho mayor que el sólo poder llegar hasta el coche. Por un lado, el frío y el roce afectan la pintura, y el peso al que el metal y los cristales quedan sometidos podrían ser un inconveniente si dejas el problema sin atender.

Por otro lado, el hielo es peligroso tanto en la carretera como también en el uso del vehículo: un cristal empañado por dentro y congelado por fuera impediría tu visibilidad, sin mencionar el peligro de quiebre que puede haber en los vidrios que tienen una gruesa capa de hielo cubriéndolos, y por dentro están recibiendo el calor violento de la calefacción. ¡Eso puede ser en verdad peligroso!

En todos los casos, lo mejor es guardar el auto en un garaje durante el invierno, previniendo todo tipo de males. Si no cuentas con una cochera, procura aparcarlo bajo algún tipo de techo, y considera dejarlo con un cobertor o una manta grande. Luego, ten en cuenta los tips para cuidar el coche en invierno, ¡y no te olvides de usar los botones de abajo para compartir estos conocimientos con todos tus amigos!

12 trucos para cuidar el coche en invierno

En el interior del coche, la condensación puede ser un inconveniente. Por eso:

1. Antes de cerrarlo al final de la jornada, asegúrate de ventilarlo bien (especialmente si has tenido la calefacción encendida) para quitar el vapor y el calor residual.

2. Pon una bolsa de tela o un viejo calcetín lleno con arena para gato, arroz crudo o gel de sílice en el torpedo o al centro del coche, para que absorba la humedad.

3. Frota los cristales por dentro con vinagre blanco, para quitar las grasas.

4. Si los vidrios se empañan por la mañana siguiente, frótalos con espuma de afeitar para quitar las marcas y evitar que vuelvan a formarse.

5. El hielo sobre los cristales es un verdadero problema, pero también hay buenas formas de solucionarlo:

6. Evita que las gomas del limpiador (parabrisas) se agrieten y adhieran dejándolas elevadas durante la noche y las nevadas.

7. Rocía los cristales (por fuera) y los espejos exteriores con una solución de 3 partes de vinagre y 1 parte de agua, para poder despegar el hielo más fácilmente.

8. Para evitar que la nieve se asiente con tanta facilidad, frota los cristales y espejos con un paño embebido en alcohol en gel o medicinal.

9. ¿Hay una nevada liviana esta noche? Cubre el coche con una manta grande, una vieja sábana, o simplemente pon papel blanco, de molde o un viejo mapa sobre el parabrisas, sujetándolo con las escobillas, y quítalos sin problema por la mañana (este consejos es sólo para nevadas ligeras).

Cuidar el coche de la nieve y el frío. Cómo usar el coche en invierno. Tips de cuidado del coche durante el invierno

Envuelve los espejos laterales y el caño de escape con bolsas plásticas o de papel para que no se acumule hielo.

© Depositphotos.com/foryouinf

10. Para proteger los espejos laterales del hielo y la nieve, bastará con envolverlos con bolsas plásticas comunes, o sino usa ropa vieja o una bolsa de papel sujeta con una banda elástica.

11. Asegúrate de aparcar el coche con el frente orientado hacia el este, para que el sol del amanecer ayude a quitar el hielo y la nieve cuando el clima lo permita.

12. Una vez aplicadas estas soluciones preventivas, si al día siguiente tu coche está cubierto de hielo, sólo frota suavemente una espátula plástica o una tarjeta de crédito (¡esa del gimnasio que nunca usas también es útil!).

¿Y qué hay de los cerrojos?

El hielo en las puertas y en los cerrojos puede ser un verdadero inconveniente, especialmente si tu coche abre sólo con la llave o si el control remoto no funcionara por algún motivo. Para evitar que se congele:

"Antes de cerrar el coche al final de la jornada, asegúrate de ventilarlo bien (especialmente si has tenido la calefacción encendida) para quitar el vapor y el calor residual."

'

"Para evitar que la nieve se asiente con tanta facilidad, frota los cristales y espejos con un paño embebido en alcohol en gel o medicinal."

  • Si la puerta se ha atascado, rocíala con aceite, vinagre, o con agua apenas templada. ¡Nunca caliente!
  • En los cerrojos y en las bisagras, aplica un poco de alcohol en gel por fuera cuando aparques el coche.
  • Cubre los cerrojos con un trocito de cinta adhesiva de bajo contacto, para poder quitarla fácilmente al día siguiente.
  • Si se han congelado los cerrojos o las bisagras, rocía lubricante (WD-40) ligeramente para quitar el hielo, o calienta la llave un poco con el mechero para que, al introducirla, quite el hielo depositado dentro.

¡Estos cuidados del coche en invierno harán que hasta el frío más crudo parezca algo leve, y sin dificultad para tu auto!