Cómo conservar la carne en la heladera o refrigerador

Conservar la carne en el refrigerador es fundamental para asegurar su calidad y cuidar de nuestra salud. Conoce aquí algunos consejos que necesitas saber.

76% de votos positivos

10 consejos para conservar la carne

Conservar la carne en buen estado es indispensable, de lo contrario puede dar origen a bacterias muy perjudiciales para nuestra salud, que pueden producir enfermedades graves. ¡Y no dejes de conocer también los consejos para conservar el pollo en el frío, y también cómo guardar pescados en el refrigerador!

Cómo conservar la carne en el refrigerador

Conservar la carne en frío tiene sus secretos. ¡Conócelos en esta nota!

Cómo guardar la carne en la heladera

1) Guarda la carne en frío ni bien la compres. Si la carne está fuera del frío, solo dura en buen estado alrededor de 2 horas, y luego comenzará a generar bacterias dañinas para el consumo humano.

2) La carne que adquirimos se conserva dentro de la heladera entre 2 o 3 días como máximo. Apunta la fecha en una etiqueta para estar seguro de los tiempos.

3) Pon la carne fresca en contenedores herméticos o bolsas para frío, también herméticas. Si las has comprado en bandejas envueltas en plástico, es conveniente rasgarlo o romperlo un poco antes de guardarlas en la heladera o desempacarla y envasarla en recipientes más apropiados.

4) Quita los jugos. Lo mejor es eliminar los jugos que pueda tener la carne, antes de llevarla a la heladera.

5) La carne molida o picada debe ser consumida lo antes posible y debe ser picada en el momento en que la compramos. Nunca compres carne picada de antemano, pues la carne molida se pone en mal estado mucho más rápido que el resto de los cortes.

6) Ubica la carne en el sitio adecuado dentro de la heladera. Hay que ubicarla en el sector de mayor frío dentro del refrigerador o en el compartimiento diseñado especialmente para guardar la carne.

7) No cortes la carne si no la vas a congelar. Lo mejor es guardar la carne en trozos más bien grandes y cortarla al momento de usarla. Cuanto más cortes tenga, menos será el tiempo en que se conserve en buen estado.

8) No mezcles las carnes. No conserves en la misma bandeja carne cruda y carne cocida. Siempre hay que hacerlo por separado.

9) Usa papel aluminio. También se conservan en muy buen estado si las envolvemos en papel de aluminio, pero sin ajustarlo demasiado a la carne, y sólo por el día.

"Si has comprado la carne en bandejas envueltas en plástico, es conveniente romperlo un poco antes de guardar en la heladera, o desempacarla y envasarla en recipientes más apropiados."

10) No olvides el congelador. Si compraste carne pero cambiaste el menú, puedes dejarla en la nevera hasta el día siguiente, pero si no vas a prepararla para entonces, mejor congélala.

Estos consejos te ayudarán a mantener la carne en las condiciones apropiadas para poder llevar a tu mesa platos nutritivos, saludables y con todo su sabor.

¡Aplícalos hoy mismo, y siempre que compres carne fresca!

"No conserves en la misma bandeja carne cruda y carne cocida, pues podrían contaminarse y poner en riesgo tu salud."