Sociedad
Cómo cuidar tu aspecto cuando eres mamá

Consejos útiles para cuidar de tu belleza cuando eres mamá

No todo el tiempo debe ser dedicado a tu bebé. Si bien tiene prioridades, no olvides que tu aspecto y belleza merecen ser atendidas. Sera un mimo para ti misma.

17/10/18 por Eugenia

Tener un hijo a menudo significa descuidar nuestro aspecto

Tips para cuidar la belleza siendo mamá

Hay una mala información que pasa de boca en boca, y de generación en generación: “una vez que eres mamá, despídete de tu buen aspecto hasta que los niños se vayan de casa”. ¡Eso es una completa patraña! Toda mamá puede (y debería) verse de lujo, sensual y espléndida, si sólo aplica algunos trucos simples que optimizan el tiempo y destacan las virtudes que todas las mujeres tenemos.

Cómo atender a tu aspecto cuando eres mamá

Tal vez no tengas tiempo de hacer algún deporte, de ir al gimnasio, o los tratamientos de belleza te resulten demasiado costosos de acuerdo a tu presupuesto actual. Quizás tu bebé suele hacer enchastres, y tienes manchas de comida y jugos por toda la ropa. ¡Esas cosas a menudo son inevitables! Pero puedes aplicar algunos consejos simples y más que útiles que harán una enorme diferencia en cada uno de tus días.

Por ejemplo, comprende que las manchas aparecen casi por arte de magia. Tener un bebé a menudo significa eso: vómitos, escupitajos, comida, bebida en todo tu cuerpo. En este caso, puedes vestir ropa “ensuciable” cuando estés en casa, o  ataviarte con un pintorcito o delantal a la hora de comer. Si estás en un sitio público, sé práctica y pon una mantilla o toalla suave de puro algodón sobre tu hombro, pecho y espalda. Puede que no sea un accesorio de moda, pero mantendrá tu ropa limpia.

Aprovecha tus horas libres. Cuando los niños estén en la escuela, durmiendo una siesta o jugando, y una vez cumplidas todas tus obligaciones, no dediques este poco y valioso tiempo libre a tumbarte a ver la TV: hazte una pedicura o una manicura casera, un tratamiento de mascarillas para la piel o el cabello, úntate en cremas rejuvenecedoras o lo que prefieras, y déjalas actuar mientras veas eso que querías. Tendrás lo mejor de ambos mundos, optimizando el tiempo y –lo mejor de todo- cuando notes la diferencia en tu aspecto, más jovial, te sentirás mucho mejor que sólo habiendo dejado la figura de tu cuerpo en el sofá.

¿Eres una mamá que se queda en casa, o que trabaja desde casa sin contacto con clientes, proveedores ni consumidores? Tienes entonces mejores chances de hacer tus tratamientos de belleza. Usa una mascarilla en el rostro, un tratamiento de aceites para el cabello y el separador de los dedos de tus pies para dejar secar el esmalte mientras pasas la escoba, la aspiradora, lavas la vajilla, preparas una comida o trabajas a solas. Ya que no hay nadie allí viéndote, podrás luir como una momia a tus anchas. Después del baño te verás de lujo, ¡y te sentirás más relajada también!

Consejos exprés de belleza para mamás ocupadas

No necesitas gastar una fortuna en productos de cosmética para verte bien. Sólo debes ser creativa, y recordar estos tips útiles:

"Aprovecha tus horas libres. En lugar de tirarte a ver la TV, hazte una pedicura, una manicura casera o un tratamiento de mascarillas."

"Después de la ducha y sobre la piel mojada, unta aceite de bebé. La hidratarás y dejarás brillante en segundos."

  • Después de la ducha y sobre la piel mojada, unta aceite de bebé. La hidratarás y dejarás brillante en segundos.
  • Crea tus propias mascarillas caseras para la piel y el cabello usando lo que tienes en casa: aceite de oliva, yogur natural o griego, avena, tomates, aguacates, leche o suero de leche, plátanos, huevos y muchos más te ayudaran a nutrir la piel y el cabello sin gastar de más y cuidando tu salud al mismo tiempo.
  • La relajación es uno de los más efectivos tratamientos de belleza: toma un largo baño caliente cuando tu pareja esté en casa, cuidando de los niños. Enciende varillas de incienso, velas, escucha música suave o haz lo que te plazca en este tiempo sólo para ti, y saldrás de allí viéndote y sintiéndote mucho mejor.
  • Por último, ¿quieres modelar tu cuerpo, pero no tienes tiempo para un deporte? Haz más cosas de a pie; ve dos veces a la tienda por día, baila con tus hijos dando saltos y volteretas con agilidad, comienza cada día haciendo una profunda limpieza de los pisos de tu hogar: tu casa se verá de lujo, y tú habrás hecho un efectivo ejercicio aeróbico sin siquiera notarlo. ¡Serás una mamá bellísima, y tendrás mucha más energía y buen humor!

Consejos de Belleza de las Abuelas

Tips de Belleza de las Abuelas

Antes de tanta tecnología al alcance y de innovadores productos de cosmética, los consejos de belleza de las abuelas eran lo que se transmitían de generación en generación para lucir bellas. No era poco habitual aprender sobre el uso de ingredientes de cocina para mostrar un mejor aspecto, y casi siempre eran acompañados con la recomendación de que el atributo más bello es una buena actitud.

Te gusta esta nota?