Consejos para hacer gimnasia sin riesgos

Para hacer actividad física sin riesgos, es importante conocer el estado de nuestro cuerpo y tener muy en cuenta la correcta alimentación e hidratación.

Consejos para hacer gimnasia sin riesgos

Cómo hacer actividad física sin riesgos

Incorporar seriamente la actividad física a nuestra vida requiere de controles y hábitos, para asegurarnos de que no corremos ningún riesgo y la podremos realizar de manera óptima.

En primer lugar, hay que tener en cuenta el estado físico. Cada franja de edad tiene sus propios peligros y, a pesar de que los mayores tienen un mayor riesgo, los más jóvenes tampoco se encuentran exentos de poder padecer alguna enfermedad que pueda ser peligrosa a la hora de realizar ejercicio físico. Descartar una alteración cardíaca, enfermedad clínica o evaluar la alineación corporal puede ser muy útil para realizar actividad física de forma segura.

Además de esto, también es muy importante el aspecto nutricional. La alimentación e hidratación tienen mucho que ver con el rendimiento físico y no se deben descuidar.

Alimentación para hacer gimnasia sin riesgos

Una correcta planificación de la alimentación hace que la actividad física sea óptima. No se debe iniciar un ejercicio con el estómago en ayunas porque el metabolismo está agotado, y tampoco hacerlo con el estómago lleno, ya que se pueden producir náuseas o incluso vómitos. Lo ideal es hacer gimnasia con la energía proveniente de los nutrientes de los alimentos, pero sin tener el estómago lleno.

Con respecto a la hidratación, uno de los peligros más frecuentes asociados al deporte es la deshidratación. Realizar una actividad física intensa puede llevar al organismo a situaciones complicadas y ocasionar náuseas, vómitos, mareos y hasta convulsiones en situaciones límite. La hidratación adecuada de nuestro cuerpo es vital y a la hora del ejercicio, mucho más.

"Lo ideal es hacer gimnasia con la energía proveniente de los nutrientes de los alimentos, pero sin tener el estómago lleno."

En este sentido, es importante comenzar con el cuerpo hidratado para asegurar el rendimiento adecuado y, por supuesto, durante y después, para reponer las pérdidas derivadas de la actividad física. Empresas como Aquaservice, te lo ponen muy fácil gracias a su formato Aquaservice mini, para que puedas disponer de agua embotellada en cualquier momento y en cualquier lugar de manera cómoda y fácil.

Uno de los principales errores es esperar a tener sed para hidratarnos, ya que llegado este punto, el cuerpo puede haber perdido alrededor del 1% a 2% del peso.

"Una correcta planificación de la alimentación hace que la actividad física sea óptima."