Consejos para hacer compras eficientes y a conciencia

A la hora de las compras debemos tener presentes algunos trucos, para que los productos elegidos sean de calidad y no desperdiciemos nada al adquirirlos.

Trucos para comprar a conciencia

Consejos para hacer compras eficientes y a conciencia
Para comprar sin desperdicios debemos elegir bien el horario y nuestro humor

Tips para comprar mejor y ahorrar

Ya sabemos que para comprar sin desperdicios debemos elegir bien el horario, el humor y nuestras condiciones al ir a las tiendas, para evitar comprar de más. Pero hoy queremos convidarte algunos consejos simples y puntuales para que, cumplidos todos los pasos anteriores, sigas ahorrando y comprando a mayor conciencia.

Comprar vegetales y carnes

Al comprar frutas y verduras, asegúrate de que estén bien frescos. Han de ser firmes, de color vivo y brillante, y tener su aroma característico bien apreciable.

Las carnes deben ser bien elegidas. Evita comprar pollo que se note blancuzco, o carnes que luzcan opacas u oscuras. El pescado fresco debe ser brillante, con su ojo hacia fuera, y sin mal olor.

Al elegir los hongos, toma los que tengan su sombrerito bien cerrado. Si se notan opacos, blandos, o su sombrerito está abierto, no los compres.

Aceites, condimentos y enlatados

Si compras harina, azúcar u otros ingredientes en sobres, asegúrate de que su contenedor no presente agujeros o daños, ya que por allí el producto podría haber recibido humedades perjudiciales.

Cuando compres aceite comestible común, para condimentar, preparar alimentos o freír, elige el de maíz o el de girasol, o bien en mezcla. Estos aceites liberan menos humos al entrar en temperatura, y conservan mejor el sabor de tus alimentos. Luego, mantén la botella dentro de una alacena, al abrigo del sol.

En lo que respecta a las latas, elige las que estén libres de abolladuras y de zonas infladas que pudiera indicar fermentación o deterioro del contenido. Siempre limpia la lata con desinfectante antes de abrirla, por seguridad, y conserva su etiqueta, pues allí están los datos de ingredientes y caducidad del contenido. También, analiza la etiqueta en cuanto al contenido, pues recuerda que en alimentos al jugo, al almíbar, en alcohol o en salmuera, el peso neto indicado incluye el de estos líquidos.

La fecha de caducidad

 La fecha de caducidad indicada en los alimentos es orientativa. Se trata de un requisito legal que las empresas productoras han de cumplir, para evitar intoxicaciones y el deterioro de las óptimas condiciones del producto. Sin embargo, y en especial cuando no se trata de frescos y lácteos, las fecha no es una regla de oro y hay productos que pueden ser consumidos hasta dos meses después. De cualquier modo, siempre procura consumirlos antes del día indicado, evitando comprar aquello que no vayas a consumir.

"Al comprar frutas y verduras, asegúrate de que estén bien frescos. Deben ser firmes, de color vivo y brillante, y con su aroma característico."

'

"Elige las latas que estén libres de abolladuras y de zonas infladas que pudiera indicar fermentación o deterioro del contenido."