Consejos para cuidar la salud de nuestra boca (dientes y encías) durante el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo puede quitarle nutrientes a la madre para dárselos al bebe, y ante esto, la salud bucal se ve expuesta.

Cómo cuidar la boca durante el embarazo

La dentadura durante el embarazo

Hay un viejo dicho que dice “cada hijo cuesta un diente”, y es porque cuando estamos embarazadas, la necesidad de nutrientes aumenta y en muchos casos el cuerpo elige quitar a la madre los nutrientes para poder aportarlos al bebé en gestación, y en donde más se siente esta actividad del organismo es en la boca.

Consejos para cuidar la salud de nuestra boca (dientes y encías) durante el embarazo.
Para cuidar nuestros dientes durante el embarazo, los cepillados más importantes son antes de dormir y por la mañana, antes y después de desayunar.

Los problemas bucales más comunes que llegan con el embarazo son la gingivitis, que es la inflamación y sangrado de las encías y la sensibilidad a los alimentos calientes o fríos.

Cómo cuidar tus dientes durante el embarazo

La higiene dental y las consultas al odontólogo durante el embarazo son muy importantes para evitar infecciones. Como siempre decimos, la dieta saludable y balanceada es la mejor forma de evitar todos los problemas de salud durante esta etapa de nuestra vida.

Pero ¿qué hacer si el dentífrico o el enjuague bucal nos provocan náuseas? Lo mejor es hacernos buches o enjuagues sólo con agua y utilizar hilo dental para quitar los restos de alimentos que pudieran quedar atrapados entre los dientes.

Las consultas al odontólogo pueden hacerse sin dificultad durante el embarazo y algunos de los procedimientos invasivos también pueden ser realizados, ya que existen anestésicos o fármacos que pueden usarse, pero son pura y exclusivamente para casos que revisten extremada urgencia.

La norma dice que debemos concurrir al odontólogo por lo menos 1 vez cada 6 meses. Si has decidido quedar embarazada, lo mejor es que además de ir al médico ginecólogo, también acudas al odontólogo, para que puedas prevenir que las caries u otros problemas no empeoren durante el embarazo y pierdas un diente, como dice el viejo refrán.

Recuerda lavar tus dientes por lo menos 3 veces al día y enjuagarte después de cada comida. Durante el embarazo, los cepillados más importantes son antes de dormir y por la mañana, antes y después de desayunar.