¿Con Cuánto Dinero se Puede Viajar?

Si vas a cambiar moneda extranjera para viajar, lo primero a tener en cuenta es la cantidad que necesitarás. Esto dependerá del destino y de lo que tengas planeado hacer. En muchos sitios tenemos la posibilidad de comprar o pagar con tarjeta de crédito o débito, por lo que cambiar divisas extranjeras dependerá de nuestra decisión.

Te puede interesar: Qué hacer si te quedaste Sin Dinero en un Viaje

Algunos turistas cambian una parte del dinero disponible para gastos menores (como puede ser el transporte o las propinas) y el resto lo compran con la tarjeta. Sin embargo, en sitios más alejados de las grandes ciudades no siempre se encontrará una tienda que acepte pagar con “las plásticas”, ni un cajero automático para retirar dinero en el momento.

Si viajas por Europa todo será más fácil, pero por ejemplo en América, cada nación tiene su moneda. El dólar es la divisa internacional por excelencia por lo que conviene tener este billete, sobre todo si no tienes euros. La razón es muy simple: los bancos o casas de cambio no siempre aceptan cualquier tipo de moneda, en cambio el dólar (o el euro) si.

Entonces, en función al destino que vayamos y a la estancia en ese país es la cantidad de dinero que conviene cambiar. Y también se deben tener en cuenta las actividades o excursiones. Por ejemplo, vamos a necesitar dinero para pagar un ticket de un atractivo turístico (si es que no aceptan tarjeta o no se puede comprar por Internet), algo que queramos comer en la calle, etc.

"Trata de cambiar lo menos posible y usa más la tarjeta de crédito. Los hoteles, restaurantes, tiendas, supermercados y agencias de turismo aceptan este medio de pago."

Compra de moneda extranjera para viajar: Mitos y verdades

En primer lugar, cambiar dinero en un viaje no debe ser un problema. No pensemos que será imposible conseguir divisas locales ni que nos tratarán de embaucar con el cambio. La mayoría de los países reciben turistas y saben cómo actuar en ese sentido

En segundo término, debes saber que el tipo de cambio no es igual en todos lados. Tal vez hayas visto en Internet que el dirham marroquí o la libra inglesa estaba a un precio y al llegar al país te das cuenta que ese valor no es el mismo (puede ser menor o mayor). Esto se debe a que el cambio es libre, cada operador tiene su precio, aunque es cierto que son similares entre sí. Los tipos de cambio oficiales son informativos u orientativos. No olvides hacer un cálculo de cuánto necesitas para tu estancia en el lugar en base a los costes de diferentes servicios. Si al regresar no has gastado todo, puedes vender ese dinero a tu moneda.

Evita comprar dólares en la calle cuando vayas de viaje

Recuerda no hacer operaciones con personas en la calle si quieres comprar moneda extranjera de forma segura.

© Depositphotos.com/BluIz60

Por otra parte, se cree que el mejor sitio para cambiar dinero es el aeropuerto o la terminal de barcos, trenes, autobuses. En realidad es una verdad a medias. Por un lado, es mucho más seguro que comprar moneda extranjera en la vía pública o hasta en un banco o casa de cambios en la ciudad, sin embargo, también hay que saber que el valor no es para nada favorable al turista. Claro, porque es el primer encuentro que tienes con una casa de cambio, y si precisas el dinero si o si para pagar un taxi o un medio de transporte, no dudarás en cambiar. Entonces, lo que se puede hacer en ese caso es comprar lo mínimo indispensable en el aeropuerto, hasta llegar al hotel o al centro.

Otra cuestión que se debe tener en cuenta para cambiar dinero de manera segura en un viaje es no aceptar ofertas de personas que venden cerca de los bancos. La operación puede salir bastante mal. No hay que dejarse obnubilar por un precio mucho más interesante. Duda si es tan maravilloso como te lo pintan; quizás te estén dando billetes falsos o te lleven a un negocio para robarte. Si bien es cierto que hay personas que cambian y son honradas, es preferible pecar de desconfiado.

Un mito que gira alrededor de cambiar divisas para viajar es en relación a la entidad bancaria donde somos clientes. En la mayoría de los casos, es la mejor opción si el banco acepta el cambio, porque las tasas suelen ser más convenientes. Y además, llegarás al destino con billetes en el bolsillo, evitando tener que buscar en el aeropuerto o en el centro de la ciudad. El problema quizás es que si vas a comprar mucho puede ser peligroso llevar dinero en el viaje.

"Para cambiar dinero de manera segura en un viaje no aceptes ofertas de personas que venden cerca de los bancos. La operación puede salir bastante mal."

Por último, como se decía antes, trata de cambiar lo menos posible y usa más la tarjeta de crédito. Los hoteles, restaurantes, tiendas, supermercados y agencias de turismo aceptan este medio de pago. Si no lo hacen, siempre podemos recurrir a retirar dinero desde un cajero automático como si fuera un depósito a cuenta, una compra que hacemos y que después llega en el resumen mensual. Y no nos quedamos sin efectivo por cualquier eventualidad o para pagar algo que no acepta “plásticos”.

Si quieres cambiar moneda extranjera de forma segura en un viaje, sólo tienes que recordar los tips que acabas de leer.