Salud
Desarrollo de tu bebé de 9 meses

Comportamiento y desarrollo de un bebé a los 9 meses

A los 9 meses, la angustia de separación continúa presente, y es momento de hacer una nueva visita al pediatra.

20/06/19 por

A los 9 meses, tu bebé medirá alrededor de 70 cm. y tendrá un peso de entre 8 y 9 Kg.

El bebé de 9 meses y la angustia de separación

Durante el noveno mes, la etapa "angustia de separación" que comenzó al final del séptimo mes y fue avanzando durante el octavo, aún continúa. Para atravesar este período, lo mejor es asegurar a tu bebé sobre tu amor y sobre el hecho de que siempre volverás. No obligues a tu bebé a permanecer con personas que él no conoce y siempre, aunque creas que no comprende lo que le dices, explícale que vas a ausentarte, a dónde te diriges, que pronto estarás de vuelta y que lo amas. Si te ausentas diariamente, dilo una y otra vez, y trata de hacerlo con las mismas palabras.

En poco tiempo, esta etapa dolorosa para ambos no será más que un recuerdo, y tu bebé confiará plenamente en ti.

Aprendizaje e interacción con el mundo

En el noveno mes, tu bebé es un devorador curioso de todo lo que lo rodea, siempre que esté en un ambiente familiar y en confianza (ya que sigue desconfiando de lo desconocido).

Esta exploración se ve facilitada porque ya gatea (o repta) y muchos bebés, los más fuertes, hasta llegan a pararse solitos si encuentran una superficie de apoyo favorable (camas, sillas, canapés, mesitas de café, etc.) o de las barreras de su corral o de su cuna.

Continúa también a tirar lejos todo lo que tiene al alcance de su mano (incluida la comida). Trata de que esto no altere tus nervios, esta conducta forma parte de su aprendizaje y es muy importante. Verás durante este mes que si has estado jugando a las escondidas, él solito utiliza su babero o algún paño para esconderse y recibe con inusitada alegría tu sorpresa cuando se descubre.

"En el noveno mes, tu bebé es un devorador curioso de todo lo que lo rodea, siempre que esté en un ambiente familiar."

9 meses, nueva visita al pediatra

Si no ha concurrido al médico, debes realizar un chequeo con el pediatra (en muchos países es obligatorio y figura en su libreta sanitaria) para vigilar no sólo el estado de su salud física, sino también el desarrollo psicomotor de tu bebé.

Si no tienes un pediatra de cabecera, el médico que atienda a tu bebé seguramente te preguntará sobre el estilo de vida que está llevando, dónde permanece durante el día o quién lo cuida mientras tú trabajas, a qué edad comenzó a sonreír intencionalmente, cuándo comenzó a mantenerse sentado, si aún lo amamantas y cuál es su dieta.

En esta consulta el pediatra también medirá su talla (debe medir alrededor de 70 cm.) tomará su peso (debe pesar entre 8 y 9 Kg.) y medirá el diámetro de su cabecita. También verificará su agudeza visual y auditiva.

Seguramente auscultará su corazoncito y pulmones, palpará su vientre y sus órganos genitales externos, al igual que su garganta y sus dientes. Todos estos exámenes son de rutina y no debes pensar que algo malo está sucediendo con tu bebé.

Por último, observará el desarrollo psicomotor de tu bebé. El pediatra debe constatar que se mantiene sentado sin dificultades, que mantiene perfectamente su cabeza, que ya sostiene objetos utilizando su dedo pulgar y verá cómo reacciona ante la pérdida de equilibrio.

También, el médico estará atento durante la consulta al nivel de comunicación social que tu bebé mantiene contigo y con lo que lo rodea.

Si desde la última visita surgieron dudas con respecto al comportamiento de tu bebé, si tienes otros hijos y te parece que hay diferencias con respecto a los hermanos, o si las personas que lo cuidan te han hecho alguna observación, este es el momento de plantearlas. Sólo el médico pediatra puede orientarte correctamente con respecto a la salud y al desarrollo de tu bebé. También aprovecha la visita para hablar de su alimentación, de su sueño, de sus costumbres, etc.

Alimentación de tu bebé de 9 meses

Con respecto a la alimentación de tu bebé de 9 meses, seguramente continuará siendo la misma; quizás comience a descubrir sabores más pronunciados. A la mañana, tu bebé tomará un biberón de 240 ml., quizás con un poco de cereal para bebé, o seguirá con la lactancia materna. Al mediodía puede almorzar 200 gr. de legumbres con una pizca de manteca, 20 a 30 gr. de carne y un postre lácteo o frutas, mientras que en la merienda toma un postre lácteo o frutas en compota o en puré, o un jugo de frutas y un bizcocho.

Para cenar, un biberón de 240 ml. con un poco de cereal para bebé, o quizás continúe con la lactancia materna.

"Sólo el médico pediatra puede orientarte correctamente con respecto a la salud y al desarrollo de tu bebé."

Recuerda que el postre lácteo y la fruta son siempre en alternancia: si tomó el postre lácteo al mediodía, para la merienda debe consumir frutas, si por el contrario tomó frutas al mediodía, debe consumir un postre lácteo para la merienda, de modo de tener un menú equilibrado.

Siempre trata de endulzar poco y con un producto natural como la miel.

Cómo Jugar con Bebés de 7 Meses

Ideas para Jugar con Bebés desde los 7 Meses

Jugar con bebés de 7 meses puede ser muy simple si tienes en cuenta las etapas que están sucediéndose constantemente en su vida. En términos generales, a partir de los 7 meses de edad comienza lo que se reconoce como una etapa de angustia, marcada por la nueva capacidad adquirida por el bebé para reconocer rostros, personas y, principalmente, su propia individualidad.

Te puede interesar
Más sobre Embarazo y maternidad

Gracias por leer Comportamiento y desarrollo de un bebé a los 9 meses, si te gustó esta nota, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y compartilo.

Te gusta esta nota?